Inicio Suplementos Lifestyle 15 cosas que los gays deben dejar de hacer

15 cosas que los gays deben dejar de hacer

217

Por Madison Moore (Thought Catalog)

15 cosas que los gays deberíamos dejar de hacer.
15 cosas que los gays deberíamos dejar de hacer.

1) Tener un miedo irracional al “afeminamiento” en otros hombres. Eso es básicamente misoginia mal ubicada. Yo sé que todos tenemos cosas que nos atraen de los demás hombres, pero hay una gran diferencia entre sentirse atraído por chicos masculinos y sentirse asqueado por las llamadas «locas», así que tomen nota aquellas personas que escriban «locas / plumas / maricas / ambiente: abstenerse » en sus perfiles de sitios de citas. Porque sin locas, ¡este mundo sería un lugar muy aburrido y mal decorado!

2) Describirse a sí mismos como «straight-acting» (actitud de chongo). ¿Qué significa eso? Te gustan los penes, ¿verdad? Bueno, que yo sepa, no hay nada chongueril en eso.

3) Tratar de encajar en un ideal mágico de belleza masculina gay. Siempre me pone muy triste cuando veo a hombres homosexuales que no son capaces de expresarse de la manera que deberían, porque que están muy ocupados en ser como todos los demás hombres gays. Tu sabes: los clones gay. Eso no es culpa de nadie, en realidad. Todos hacemos lo que podemos para lograr ser aceptados. Hubo un período en el que creía que si no usaba una camiseta de Abercrombie & Fitch, ningún hombre gay me encontraría atractivo ni querría salir conmigo. Todos los gays usaban A&F, así que me parecía que si quería ser aceptado, yo debía usar lo mismo.

4) El uso de la palabra «masculino» para describirse a uno mismo. ¿Es eso lo único que te define?

5) Usar el Grindr en múltiples dispositivos. Uno abre su Grindr y allí está ese usuario… ¡dos veces! Discúlpame, pero sólo debes usar Grindr en un solo dispositivo. Tenerlo en dos no hace que aumenten tus posibilidades de ligar.

6) Y hablando de Grindr, ¡no más fotos tomadas con tu iPad en el baño del espejo, plis!

7) Ustedes han visto esto antes: «No me gustan los hombres negros, lo siento.» O «sólo me gustan los chicos blancos estilo deportistas». Y otra cosa: ¿podemos dejar de justificar nuestro desagrado por gente de otras razas con la frase: «no soy racista, es sólo una preferencia»? Porque si a lo que estás diciendo tienes que anteponerle el disclaimer «no soy racista», ¡entonces definitivamente eres racista!

8) Enojarte o ponerte a la defensiva si alguien te llama «chica» o «nena». Sí, sé que tienes un pene y sí sé que no eres una niña, pedazo de amargado. Los hombres homosexuales se llaman entre sí de esta forma como una muestra de cariño, lo cual no es muy diferente de cómo casi todos los hombres heterosexuales se llaman “hermano” entre sí.

9) Decir: «No queremos casarnos, sólo queremos coger». Yo sé que el matrimonio no es para todos, y que todo el mundo tiene derecho a su propia opinión. Ni siquiera voy a decir algo moralista como que los hombres gays tienen que bajar el tono de su retórica promiscua y sexual. Uno debería poder echar un polvo cada segundo de cada día, si eso fuese lo que lo hace feliz. Pero no nos olvidemos que muchos de nuestros hermanos gays realmente se beneficiarían de tener los mismos derechos y privilegios que las parejas heterosexuales. Es como la retórica gay utilizada contra las personas anti-gay: si no quieres que los gays puedan casarse, entonces no te cases con un gay. No arruinemos las posibilidades de los que sí quieren hacerlo.

10) Preocuparse de que las cosas que haces sean «demasiado gay». O decir que «odias» la cultura gay. Que no te gustan las drag queens porque te «asustan». Que quieres encontrar a alguien agradable y normal que no sea del ambiente. ¿A qué es que le tenemos tanto miedo?

11) El bronceado artificial. No tengo nada en contra del bronceado de por sí, pero hay ciertos tipos de bronceado que son simplemente inaceptables, ¡como los que salen de una botella! Esta es una lección que me gustaría extender a todas las personas en la sociedad. Tu color de la piel no debería salir de una botella, y si vas a usar un producto bronceante, ¡al menos asegúrate que tu trasero sea del mismo color que el resto tu cuerpo!

12) Subir fotos con el torso desnudo a Facebook. ¡Sí, lo dije!

13) ¿La podemos cortar con los extra centímetros gays? Ustedes gays saben lo que quiero decir; eso de asegurar en los sitios de citas y redes sociales que su miembro mide veinte centímetros. No hay manera de que cada hombre gay en la tierra tenga una varita mágica de tales proporciones.

14) Sentir odio por otros hombres gay.

15) Sentir odio por nosotros mismos.

Comentarios

0 Comentarios