Inicio Destacada La homofobia empañó la primera marcha del orgullo en Montenegro

La homofobia empañó la primera marcha del orgullo en Montenegro

41

Fuentes: El Nuevo Herald; TN

La policía custodia la pequeña concentración de manifestantes LGBTI, que fue atacada a insultos y pedradas por grupos homofóbicos locales. (Foto: DIARIO CAMBIO)
La policía custodia la pequeña concentración de manifestantes LGBTI, que fue atacada a insultos y pedradas por grupos homofóbicos locales. (Foto: DIARIO CAMBIO)

 

(Buvda) Al grito de “¡Maten a los gays!”, varios centenares de personas atacaron este miércoles a activistas de la comunidad LGBTI local, en un intento por desbaratar la primera manifestación pública del orgullo gay en la conservadora Montenegro, una pequeña nación que busca mejorar la situación de los derechos humanos para unirse a la Unión Europea.

De este primer desfile participaron unas 40 personas de la comunidad LGBTI, que fueron recibidas a pedradas desde varios bares situados a lo largo del paseo marítimo. Luego de marchar brevemente junto al mar, los manifestantes se detuvieron para escuchar los discursos de sus representantes, mientras los extremistas los insultaban a la distancia. El evento concluyó veinte minutos antes de lo previsto.

Una lluvia de piedras y botellas también cayó sobre la policía, que intervino para permitir el desarrollo previsto para la marcha, usando bombas de humo para dispersar a los atacantes homofóbicos, entre los que se contaban hinchas de clubes de fútbol, según informó el sitio web montenegrino Vijesti.

“Lamentablemente, en veinte años de transición Montenegro no ha madurado lo suficiente como para tolerar diferencias”, se lamentó Aleksandar Zekovic, uno de los organizadores del acto. Por su parte, Zdravko Cimbaljevic, que en 2010 fue la primera persona en Montenegro en declarar públicamente su homosexualidad, dijo que “anticipaba oposición, pero este ataque es la imagen real de Montenegro”.

 

Tradicional y machista

Montenegro es una nación de unos 600.000 habitantes, caracterizada por una cultura machista que se aferra a los valores tradicionales.

Recientemente, unos 1.500 vecinos de la ciudad balcánica de Buvda habían firmado una petición contra el desfile de esta semana. A la misma se sumaron los dueños de cafés y restaurantes de la zona por la que transcurrió la marcha, que dejaron de transmitir música una hora en señal de protesta.

Además, varias empresas de autobuses se negaron a transportar hasta Budva a personas de otras ciudades que querían acudir al desfile. Y como si esto fuera poco, algunos periódicos publicaron caricaturas burlonas con obituarios de prominentes activistas gays antes del acto del miércoles.

Intentos anteriores por organizar actos de orgullo gay en el país fracasaron por amenazas de violencia. En 2012, unos actores que habían representado a una pareja gay en un video para promover la tolerancia fueron golpeados brutalmente en la capital, Podgorica.

A pesar de esta resistencia, el primer ministro Milo Djukanovic reiteró este miércoles en el Parlamento que su gobierno “apoya la protección de los derechos humanos para todos, sin diferencias”.

 

Comentarios

0 Comentarios