Inicio Destacada «Solo»: entrevista con el director Marcelo Briem Stamm

«Solo»: entrevista con el director Marcelo Briem Stamm

99

Por Esteban Rico (SentidoG)

"Solo" de Marcelo Briem Stamm a partir del 7 de noviembre en el cine Gaumont.
«Solo» de Marcelo Briem Stamm a partir del 7 de noviembre en el cine Gaumont.

Solo es un thriller erótico escrito y dirigido por el cineasta argentino Marcelo Briem Stamm. Se trata de la cuarta entrega de una serie conceptual de siete películas de temática gay que se ha convertido en un proyecto muy personal para el director. La historia se centra en Manuel y Julio, dos chicos que se citan después de conocerse en un chat y terminan en la casa de uno de ellos. La tensión entre los personajes se mantiene durante todo el film, con varias vueltas de tuerca que logran sorprender al espectador.

Solo está terminando su tercera semana consecutiva de exitosa exhibición en Artecinema y a partir del 7 de noviembre llegará al cine Gaumont en dos funciones diarias a las 15:55 y a las 22:35. Además, a partir de noviembre, la película podrá verse en varios espacios del interior del país, cuyas fechas serán publicadas en la página de Facebook de Solo. Para diciembre se espera el lanzamiento del film en DVD y formato digital en Argentina, mientras que el 12 noviembre se estrenará en EE.UU, luego de haber llegado a las pantallas de Francia, España, el Reino Unido y Alemania.

SentidoG tuvo la oportunidad de sentarse a hablar con Marcelo Briem Stamm acerca de la génesis de Solo, de la recepción que ha tenido del público y del estado del cine gay a nivel mundial.

¿Cómo nació Solo?

Yo ya venía trabajando con TLA Releasing que es una distribuidora de cine de temática gay de EE.UU. Ya habíamos hecho un trabajo en conjunto el año pasado con Marco Berger, el director de Plan B y Ausente, con la serie Tensión Sexual que eran dos volúmenes en formato de doce cuentos. Ese fue nuestro primer trabajo para TLA y después de eso yo quería hacer una peli. Yo ya había ganado un concurso del INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales) con un guión, pero los tiempos de ellos a veces son muy largos. Mi intención era poder hacer la película medianamente rápido. Entonces se me ocurrió trabajar con una historia enfocada en dos personajes en una sola locación. Tenía una idea que me andaba rondando por la cabeza que era una historia de dos amigos, pero como no me cerraba del todo, traje parte de esa historia a Solo y le metí el agregado de que en lugar de que fueran amigos, que fuesen dos personas que se conocían de cero y que tuvieran una química muy instantánea. Y después le agregué un elemento fundamental para la película que es esa idea de los encuentros, de que metes en tu casa a alguien que no conoces. Ese fue el punto de partida; el guión lo escribí el año pasado entre marzo y abril y así fue como surgió la historia.

O sea que fue super rápido el proceso desde la escritura del guión hasta el estreno de la peli.

En marzo del año pasado se me ocurrió la historia. En mayo tuve que viajar para reunirme con Derek Curl y Didier Costet que son los productores de TLA, así que sabía que para esa reunión tenía que tener un guión para poder mostrar, discutir y charlar. Suponía que si las cosas salían bien, podíamos cerrar en diciembre y entre enero y febrero filmar. Entonces me apresuré un poco y trabajé mucho para lograr eso. No fue una casualidad, fue todo planeado y salió bien por suerte. Pero si, para lo que es el cine es un tiempo muy corto.

solo2

¿Cómo fue la elección de los dos actores principales de Solo?

Con Mario Verón ya había trabajado, él estuvo en uno de los cortos de Tensión Sexual que hicimos con Marco y a mí me gustó mucho, me pareció un actor con mucho potencial. También nos llevamos muy bien durante el rodaje y me llamaba la atención el magnetismo que tenía con la gente. Entonces ese fue un elemento adicional para pensar en él para Solo. A Patricio Ramos lo había conocido también en el casting de Tensión Sexual. Después lo vi en una obra de teatro que se llama Entre Tipos y cuando terminé de escribir Solo, los cité a él y a Mario en mi casa. Ellos era la primera vez que se veían; les di el guión y lo leyeron juntos, así sin conocerse.

Evidentemente hubo buena química entre ellos porque eso se nota en la pantalla.

Al principio uno nunca sabe si va a haber onda entre dos personas. Ya con las caras y los cuerpos que tenían me parecía que la química se iba a dar. Y ese día que los cité, después de que leyeran el guión, les saqué una foto juntos y entre una cosa y la otra, me convencí de que hacían una muy buena pareja. Igual antes de llegar al rodaje trabajamos mucho, nos reunimos muchas veces para ajustar en qué nivel tenía que estar cada personaje y para que ellos se conocieran mejor. Hubo todo un trabajo previo que yo propuse y que ellos entendieron y aceptaron con gusto. Y eso se nota en la pantalla.

solo4

¿Cómo ha sido la recepción del público en los lugares donde se proyectó la película?

Le peli primero la estrenamos en julio en un festival en Filadelfia, ahí fue la primera vez que la mostramos al público. Y tuvimos una recepción genial, a la gente le encantó. Fue un muy buen inicio, pero yo no sabía que iba a pasar después. El paso siguiente fue el pre-estreno que hicimos en el cine Gaumont el 14 de octubre. Y ahí fueron amigos, familiares y algo de público que quizás no está acostumbrado a ver cine de temática gay y pasó lo mismo que en Filadelfia; también les gustó mucho. Y a partir de que estrenamos en el Artecinema, nos está pasando esto de que la gente postea en Facebook diciendo que les encantó la película. Incluso ha ido a verla gente grande; al Artecinema va un público que no es el típico público que consume películas como Solo. Al Gaumont, que es donde llevamos la peli este jueves 7 de noviembre, seguramente irá un público que está esperando que llegue ahí que puede llegar a ser, entre comillas, un público más allegado a nuestra edad y nuestros intereses. Entonces lo que pude ver hasta ahora es que de distintos tipos de personas, de acá y de otro país, venimos recibiendo este tipo de devoluciones.

Otra cosa que tiene la película es la naturalización de las relaciones entre hombres, no es necesariamente relevante a la historia el hecho de que los personajes sean gays.

Para mí es muy importante naturalizar las distintas orientaciones sexuales a través de mi trabajo. Yo pienso mucho en eso cuando escribo o cuando quiero hacer una película. Tengo en claro que me interesa mucho todo lo que está alrededor de la diversidad sexual. A mí me interesa mucho el hecho de que ser gay, lesbiana, transexual o bisexual sea un elemento más de una persona que está transitando por una situación. Como en la historia de Solo se habla del encuentro entre dos hombres, tenía que meterle un montón de códigos y de situaciones que pasan por lo general en la manera en que se relacionan dos varones. Esta historia también podría funcionar si yo quisiera hacer una película de una relación entre un pibe y una chica, pero tendría que adaptar ciertas situaciones, cómo se conocen, las charlas que tienen o las situaciones por las que pasan. Pero sí, me parece importante que la sexualidad sea un elemento adicional más allá de las personas, porque creo que la sexualidad no nos representa en su totalidad, sino que es una característica más de quienes somos.

Volviendo a Solo, ¿de qué dirías que trata la película? ¿Cuál fue el mensaje que quisiste transmitir?

Creo que la película trata de eso que dice el eslogan: “nunca sabes a quién metes en tu casa”. Lo que yo quise contar fue eso sin intentar dar un mensaje de moral ni nada por el estilo. Después obviamente tenes que crear una historia, una trama y personajes para que sea atractivo. Me parece que si tocas un tema, tenes que ir a fondo. Si hago una película de suspenso como en este caso, trato de que tenga todo el suspenso posible. Entonces acá tenía que jugarme con todas las herramientas que tenía a mi disposición para que fuera una historia entretenida y que hablara un poco sobre esto de los encuentros.

solo3

¿Qué opinión te merece el arte gay en la actualidad?

En líneas generales me parece que hay un avance importantísimo que es algo que tal vez acá en Argentina no se ve tanto. Pero afuera de nuestro país, sobre todo en Estados Unidos y en Europa, hay una cultura gay muy grande en cuanto a cine. Hay muchos directores y directoras que abarcan la temática desde distintos puntos de vista y eso es genial porque se generan un montón de producciones. Y como pasa con todo, hay cosas que me pueden gustar más que otras. También hay como modas. Por ahí en los 80 se criminalizaba y se estereotipaba mucho al gay, casi todas las historias eran de abusos o sino de lo que era el drama de aceptarse. En los 90, las historias ya estaban más enfatizadas en la salida del closet y en la búsqueda del amor, que es algo que a mi mucho no me gusta; ese paralelismo que se hace de las historias heterosexuales desde el punto de vista gay. Por ejemplo, el gay que no era monógamo era malo y para poder ser feliz tenía que serlo o cosas por el estilo. Y después, en estos últimos años se están haciendo muchas películas tipo novelas con gente de distintas nacionalidades o religiones, donde te ponen a un palestino y a un israelí que se conocen y tienen que aceptarse y quererse a pesar de las diferencias culturales y terminan siendo felices. Y en el medio hay un montón de producciones increíbles, hay una oferta muy variada y eso a mí me gusta mucho.

Comentarios

0 Comentarios