Inicio Destacada «Con esta obra quise militar y plantear sexualidades complejas»

«Con esta obra quise militar y plantear sexualidades complejas»

22

Por Esteban Rico (SentidoG)

"No Serás Luna" de Cristian Franco, luego de 2 temporadas en el teatro IFT, sale de gira por Ecuador y Colombia.
«No Serás Luna» de Cristian Franco, luego de 2 temporadas en el teatro IFT, sale de gira por Ecuador y Colombia.

Cristian Franco es un joven dramaturgo, guionista y director de cine y teatro quien con solamente 26 años, ya tuvo dos obras de teatro en cartel, es uno de los escritores de la serie web de temática gay 4 Ambientes y se encuentra dándole los toques finales a su primera película, No Bailarás Sola, mientras se prepara para filmar la versión cinematográfica de su obra teatral, No Serás Luna, la cual saldrá de gira por Ecuador y Colombia el año que viene.

La escritura de Franco está atravesada por la temática de diversidad sexual. “Creo que es algo que me sale casi por inercia; a mí me gustan los chicos entonces me sale escribir acerca de relaciones homosexuales”, declaró el artista a SentidoG. No Serás Luna es su segunda dramaturgia en llegar al teatro (luego de Olvídate de Todo dirigida por Juan de la Cruz), pero se trata de su debut como director teatral.

Estudiante de cine, Franco se encontró con el desafío de llevar sus conocimientos de dirección cinematográfica al escenario. “Fue raro porque en un principio yo estaba un poco confiado, ya que pensé que no iba a ser muy distinto a dirigir cine. Sin embargo, es muy diferente. Es completamente distinto cuando vos preparas a un actor para una escena de cámara que cuando preparas a un actor para una obra de teatro”.

No Serás Luna se estrenó en mayo de este año en el teatro IFT donde estuvo en cartel durante dos meses antes de pasar por Hurlingam, el festival Enlaces, Casa Brandon y de volver al IFT para una segunda temporada en octubre. En enero de 2014, Franco y su elenco representarán la obra en Quito, Ecuador para luego visitar varias ciudades de Colombia como Pasto, Medellín, Cali, Cartagena y Bogotá.

1395398_210975595750960_142539651_n

“Esta obra empezó siendo una idea para un corto. Era la historia de un hombre que estaba encerrado en un cuarto rodeado de diarios, sobreinformado, que empezaba a desgarrarse la ropa hasta quedar desnudo al quitarse, simbólicamente, capas de civilización. Y cuando estaba preparando eso, se me ocurrió explotarlo mucho más y hacerlo obra de teatro. Todo lo que me imaginaba era bastante surrealista, entonces me pareció que podía estar bueno llevarlo al teatro”, relató Franco en base a la génesis de No Serás Luna.

La obra tiene muchos simbolismos y referencias que provienen de teorías psicológicas y sociológicas. Franco nos contó al respecto que “estaba estudiando Gestión de Arte y Cultura, entonces estaba leyendo mucho sobre sociología, psicología y filosofía y empecé a buscar la manera de dramatizar todas esas teorías. La obra está basada en una teoría sociológica muy puntual que es la alternación. Dos de los personajes están basados en una teoría psicológica muy puntual como son el super yo y el ello. Pero yo no quería lograr algo elitista. Trabajé mucho en eso porque quería que se entendiera la historia, más allá de que no todo el mundo tiene por qué entender todo ni de dónde viene cada cosa”.

Otro tema importante en la obra es la complejidad del lenguaje y su incapacidad de representar en palabras todo lo que existe en este mundo. Acerca de esta cuestión, Franco aseguró que “eso ya es una tema súper personal mío, muchas veces me ha pasado de sentir que no existen palabras para definir cosas que me están pasando o cosas que quiero decir. En la obra hay un personaje que inventa sus propias palabras. Yo lo puse para hablar un poco de la complejidad que tenemos los seres humanos para comunicarnos. Cuando nos ponemos a etiquetar, estamos reduciendo. Por ejemplo, este personaje tiene esta cuestión de la sexualidad que no es ni homo, ni hetero ni nada y tiene que buscar una palabra para definirse. A veces para poder etiquetar tenemos que inventar, porque las palabras no nos van a alcanzar nunca a abarcar todo lo que queremos decir”.

1450041_210975745750945_803671054_n

Otro elemento importante de la obra es el desnudo total del protagonista, quien aparece sin ropa durante gran parte de la duración de la puesta. “En principio quería que el personaje estuviese desnudo porque la obra habla de una resocialización. Se trata de un personaje que está en menos cero, en una situación muy primal. Y a través de algo que pasa en la obra, empieza a avanzar. Va pasando por todo ese proceso de socialización primaria desde el lenguaje, el movimiento, la relación con los demás. Entonces era muy importante que al principio estuviese desnudo porque mostrar al personaje sin ropa es una manera de mostrarlo desnudo de mente, en ese estado en el que se replantea todo. Es una cuestión filosófica, quitarnos todo de encima para empezar a preguntarnos”.

Le preguntamos a Cristian cómo manejó el tema del desnudo desde el casting y la predisposición del actor para actuar sin ropa. “En principio cuando hice el casting, muchos de los que vinieron eran chicos muy lindos de muy buen cuerpo. Era una clara necesidad de exposición y yo no quería eso. Me costó mucho encontrar al actor indicado, hasta que apareció Facundo Rizzo. Él me interesó mucho porque militaba en reuniones de diversidad de género, entonces tenía una postura de su mismo cuerpo muy militante. Para mí eso ya era esencial porque él entendía desde las ideas lo que representaba el cuerpo desnudo. Quedamos en trabajar en eso durante todos los meses de ensayos y hasta una semana antes del estreno, yo no sabía si él se iba a animar o no. Una semana antes del estreno, empezamos los ensayos generales y no tuvo ningún problema, se desnudó. Lo hizo porque lo sintió, entendió el sentido del desnudo”.

Sin embargo, no todo fue tan fácil respecto a este elemento tan esencial para la historia que se cuenta en No Serás Luna. “Hemos ido a lugares donde no pudimos hacer la función porque era en horarios donde no podía haber desnudos y el desnudo es un protagonista de la historia. Vos lo vestis al personaje principal y ya no significaría lo mismo. En esos festivales elegimos no participar en lugar de vestir al actor. Después, no diría que fue un problema, pero me pasó que a mucha gente que me conoce le pareció que el personaje principal era muy parecido a mí físicamente y que les shockeó un poco el tema de verlo desnudo. Yo sinceramente no lo busqué al actor parecido a mí, pero debe haber habido una cuestión medio inconsciente de mi ego. Algo debe haber pasado ahí porque mucha gente me lo dijo. Es más, mucha gente pensó que el actor era yo”.

1452261_210974889084364_1210985466_n

Con respecto al tratamiento de la temática de diversidad sexual en la obra, Cristian aclaró que “el personaje principal de la obra es gay, pero la historia no se basa principalmente en eso, la cosa va por otro lado. Yo quise militar un poco con esta obra, quería ir un paso más allá y plantear sexualidades complejas. Por eso se me ocurrió meter este otro personaje que no es ni gay, ni homosexual, ni heterosexual; es una cosa que va más allá, que no tiene etiqueta, que no podemos clasificar. Creo que en esta obra apunté a ir un poco más lejos y mostrar que hay muchas más cosas que nos faltan por entender, por aceptar y por incluir. Está bueno que las pensemos y que sepamos que existen”.

Acerca de la naturalización de la realidad de las personas gays que muchos autores jóvenes están plasmando en sus obras, Cristian nos dijo que “seguramente es algo inconsciente de parte de los autores, creo que es una cuestión generacional en la mayoría de los casos. Sobre todo en el lugar que tiene el personaje y el lugar que tiene la historia. Una cosa es cuando la historia cuenta sobre la homosexualidad en sí y otra cosa es cuando la historia cuenta otra cosa y por defecto hay un personaje homosexual. Ahí se trabaja más la naturalización. Creo que tiene que ver con que hoy en día estamos militando por otras cosas más allá de eso y está buenísimo”.

Por último, le preguntamos a Cristian sobre la reacción del público luego de las funciones de No Serás Luna: “Generalmente pasaban dos cosas. Por un lado, había gente que salía muy emocionada, que salía del teatro llorando. Me pasó mucho que me escribieron chicos que se habían sentido identificados con el personaje principal, con esto del encierro, de los miedos. Y después pasó que mucha gente salía enojada. Me pasó mucho con amigos inclusive; no me esperaban a la salida del teatro para saludarme y me escribían a los dos días diciéndome que habían salido perturbados, shockeados, que lo que se decía era un poco agresivo, que era invasivo a sus ideas. Pero estuvo bien, a mi me gustó tener esa reacción también ya que para una reflexión se necesitan las dos posturas, entonces a mí me gustó mucho tener todas esas respuestas del público”.

Comentarios

0 Comentarios