Inicio Suplementos Cultura Queer Facundo Cachivache: arte y pasión platense

Facundo Cachivache: arte y pasión platense

73

Por Esteban Rico (SentidoG)

Oriundo de Bahía Blanca, Facundo Cachivache se instaló en La Plata y se convirtió en un ícono queer de la movida cultural de la ciudad. Foto: Rodrigo Barcos.
Oriundo de Bahía Blanca, Facundo Cachivache se instaló en La Plata y se convirtió en un ícono queer de la movida cultural de la ciudad. Foto: Rodrigo Barcos.

 

Facundo Cachivache es uno de los principales exponentes de la movida cultural queer que existe desde hace varios años en La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires. Egresado de la facultad de Bellas Artes, comenzó su carrera como actor de obras infantiles para luego hacer su transición a fiestas y eventos culturales de la noche de Buenos Aires.

Facundo, oriundo de la ciudad de Bahía Blanca, al sur de la provincia, acaba de lanzar un proyecto muy particular y muy personal: el Cachicalendario 2014. Se trata de un librito de fotos con formato de calendario que armó de manera autogestionada con un grupo de fotógrafos y artistas. Además, está a cargo de una exposición de arte performático inspirada en el programa infantil de los 90 La ola está de fiesta que comparte con el cantante de cumbia Pocho La Pantera.

SentidoG tuvo el privilegio de sentarse a charlar con Facundo Cachivache acerca de sus inicios en el mundo del arte, del particular movimiento gay de la ciudad de La Plata y de sus más recientes y futuros proyectos.

¿Cómo arrancó tu carrera en el mundo del arte?

Me mudé de Bahía Blanca a La Plata para estudiar cine en la facultad de Bellas Artes. Siempre tuve un costado histriónico que estaba más relacionado con la cuestión actoral, aunque lo tenía bastante auto censurado. Ya viviendo en La Plata y estudiando cine, necesitaba actores para hacer un corto y doy con un grupo de teatro que hacía obras infantiles. Entonces la chica a la que convoco para que participe en el corto, me puso como condición que ella participaba si yo le hacía un papel en una obra infantil que estaba por estrenar. Y le dije que sí. Y así empiezo a hacer teatro para chicos y me redescubro como artista que le pone el cuerpo y estuve siete años haciéndolo, en La Plata y alrededores. Ahí fue cuando descubro y saco a relucir esa faceta mía como actor.

¿Cómo fue que nació Facundo Cachivache?

Para los infantiles siempre me disfrazaba mucho, tenía que separar mucho al Facundo que venía de Bahía Blanca y los personajes que me tocaban hacer siempre estaban súper maquillados, muy cargados de cosas, mucho vestuario. Y eso lo empecé a incorporar para poner mi firma en otras facetas artísticas como Facundo Cachivache. Yo al principio pensaba que Facundo Cachivache era un personaje, pero terminé dándome cuenta que yo me escudo en ese personaje que me permite divertirme, decir cosas que me pasan, canalizar cosas tristes, hablar de amor, pero siempre desde el humor.

¿Cómo fue la transición del teatro infantil a trabajar para el público adulto?

Podría decir que hice el camino de Xuxa o de Panám, pero al revés. Empecé con los chicos y después terminé haciendo cosas para grandes. Empecé a bailar como go-go dancer de Fabián Jara, que es el DJ de la Marcha del Orgullo de Buenos Aires. Él lanzó una serie de fiestas que se llamaban Divas y Divos y yo empecé como fan de las bandas que tocaban y cuando me quise acordar, estaba bailando para Fabián vestido de distintos personajes. Entonces ahí es como que se mezclaba lo infantil que yo hacía, pero bailando para adultos en una fiesta. Y ahí empecé a hacerme amigo de toda la gente de la que yo era fan y empecé a trabajar con ellos. Me empezaron a invitar distintas bandas a participar de sus recitales y así fue como se empezó a dar que empecé a estar muy presente en la noche platense. No sólo en el ambiente gay sino también en ambientes muy rockeros.

Foto: Espacio [ f ].
Foto: Espacio [ f ].
¿Cómo lograste integrarte en ese ambiente que parece tan ajeno para la gente gay?

A veces sin ser músico me siento como parte del ambiente de los músicos y ellos me hacen sentir como que soy parte también. En La Plata la cuestión musical es muy fuerte porque la mejor banda de pop de Argentina que es Virus es platense, los Redonditos de Ricota también lo son. En Bahía Blanca los personajes son Milton de Mambrú, Rocío Marengo y Carlos Sánchez. Entonces lo mío es una fusión de todo, del rock platense y del personaje bahiense, trato de hacer como un coctel de todo eso.

¿Cómo describirías el movimiento gay en La Plata?

Hay una movida gay que está articulada con la movida artística. Está la facultad de Bellas Artes que es un semillero muy grande de artistas activos. La militancia siempre fue muy fuerte en La Plata también. Entonces, la cuestión militante y la cuestión artística en un momento se empezaron a fusionar y se empezó a militar mucho desde el arte. Entonces la pelea deja de ser de choque y de protesta para convertirse en expresión artística. Eso en La Plata pasa constantemente, en la calle, en murales, en cualquier tipo de fiestas o de eventos en los cuales todo termina siendo friendly.

¿Por qué crees que pasa eso tan particular en La Plata?

Eso es porque hay espacio para una expresión artística que ya está naturalizada en otros ámbitos artísticos de La Plata. Ni siquiera se llega a ver como militancia, es parte de la misma expresión de todo lo que sucede. Y hay un colectivo muy grande de artistas en el cual todos trabajamos juntos, es un circuito de artistas de más de 200 personas. Por eso se pueden dar estas cosas en el ambiente del rock, en el teatro, en las artes plásticas, en festivales en los que suceden un montón de cosas. No hay una visión muy aguda de “esto es arte, esto no es arte”, entonces hay espacio para todo. Incluso si hay plata o no, las cosas se hacen de corazón y eso es lo que va creciendo y se hace enorme en La Plata, es todo como un cartón pintado gigante.

¿Por qué crees que esta movida no trasciende los límites de La Plata?

Quizás somos muy cerrados o no somos tan abiertos como pensamos, no lo sé. A mucha gente de Buenos Aires que ha conocido cosas que hacemos nosotros en La Plata les llama mucho la atención y empiezan a ir muy seguido, les encanta. Me han invitado a participar de cosas en Buenos Aires y nosotros llegamos con la cuestión mental de que venimos a “ranchear”, aparecemos con nuestras bolsas, con nuestros cartones y nos apropiamos del espacio. Y cuando te apropias del espacio, todo lo que sucede termina siendo muy natural, que es parte de esa cosa platense más descontracturada. Yo a veces digo en chiste que algún día vamos a estar en los libros de historia del under de La Plata, que van a enseñar en el bachillerato de Bellas Artes la movida que nosotros estamos generando sin darnos cuenta. Hoy en día somos cientos de personas las que estamos trabajando y generando algo.

¿Cómo surgió la idea de hacer el Cachicalendario?

Lo del calendario surgió en Facebook a través de un chiste. Una vez estaba llegando la primavera y subí una foto en la que estaba vestido medio como de granjero por la primavera y un chico me hizo un comentario en chiste preguntando “¿se viene el calendario?”. Y ahí fue que se me ocurrió. Y así armé una iniciativa en la cual convoqué a fotógrafos profesionales o amateurs para que eligieran un mes y me retrataran.

¿Cómo fue el armado del calendario?

Cada fotógrafo venía con la idea del mes y veíamos que necesitaban, conseguíamos los elementos necesarios, iba yo y hacíamos las fotos. Yo no decidí nada, el estilo de la foto lo eligió cada fotógrafo. El resultado igual no está muy alejado de la imagen de Cachivache. Ahí me di cuenta que la influencia de este personaje en cuanto a imagen era fuerte, porque no dejo de reconocerme en cada foto. Todos armaron algo a partir de ese mundo, de ese universo de Facundo Cachivache. Y por más que las fotos sean hiper diferentes porque hay cosas más producidas y cosas más sencillas, se dio como un collage de artistas y de colores. Y así fue como se dio este calendario que terminó siendo un librito en el cual yo aporté textos y dibujos.

Foto: Gonzalo Giacchino.
Foto: Gonzalo Giacchino.

¿Ya lo presentaste en algún lado?

Ya hicimos presentación oficial y relanzamiento la semana siguiente. Hicimos la inauguración en una galería de arte y ahí iba a estar una semana y después lo mudé a otra galería y ahí hicimos un relanzamiento y seguiré relanzándolo hasta diciembre supongo en distintos espacios que se interesen en presentar las fotos. Para los que quieran comprarlo, el calendario se consigue en Galería Cösmiko y en C’est La Vie en La Plata.

¿En cuales otros proyectos estás trabajando o tenes planeados para el futuro?

Hace poco inauguré una muestra de perfoplástica que es un tributo a La ola está de fiesta, que es un programa que tenía Flavia Palmiero en los 90. Yo cuando era chico siempre dibujaba la escenografía así que era como una deuda pendiente. Cuando me invitan a hacer una muestra plástica, pensé «¿qué mejor que transformar ese dibujo en mural?». Terminé haciendo como un estudio de televisión en la muestra con objetos y coreografías que tienen que ver con el programa. En estos días vamos a hacer como un programa en vivo con gente en el estudio. Por eso se llama perfoplástica, me gusta ponerle el cuerpo, no me alcanza con firmarlo solamente.

¿Cómo definirías a Facundo Cachivache como artista en pocas palabras?

Soy amateur en todo, pero le pongo tanta pasión que lo termino transformando en profesional.

Comentarios

0 Comentarios