Inicio Suplementos Turismo Los barrios LGBT de Toronto

Los barrios LGBT de Toronto

111

SentidoG*

En Toronto hay tres barrios LGBT. Cada uno ostenta una identidad diferente, con propuestas para todos los gustos.
En Toronto hay tres barrios LGBT. Cada uno ostenta una identidad diferente, con propuestas para todos los gustos. (Imágenes: web oficial de Turismo de Toronto).

 

La ciudad más grande y poblada de Canadá es sede, por estos días, de uno de los eventos de mayor trascendencia para la comunidad LGBT internacional: el Word Pride 2014 Toronto. A pesar de que toda la ciudad posee propuestas amigables para lesbianas, gays y trans, la comunidad LGBT local ha preferido asentarse en tres barrios característicos: Church-Wellesley (la primera zona gay), Queer West (con una intensa vida nocturna) y Queer East (menos multitudinario y más gourmet). Te invitamos a un breve tour por estos barrios emblemáticos para conocer sus principales características y atractivos.

 

Church-Wellesley: los pioneros

Church-Wellesley Village es el área gay más conocida y popular de Toronto. Fue el primer barrio en donde se asentó la comunidad LGBT y fue impulsado principalmente por los comerciantes que allí se instalaron. Actualmente, la zona cuenta con un Área de Mejora de Negocios (BIA, por sus siglas en inglés), que está conformada por 121 comerciantes que trabajan para visibilizar y promocionar sus emprendimientos y servicios. Uno de ellos es David Wootton, quien además desempeñó en el pasado reciente el cargo de Gerente General de esa asociación. En la web oficial de Turismo de Toronto puede leerse una entrevista a Wootton, donde brinda algunos detalles de este tradicional barrio gay y de la ciudad en general.

¿Cómo describirías el nivel de aceptación y diversidad de Toronto, en comparación con otras ciudades que hayas visitado?

Yo diría que poseemos cierto liderazgo en este sentido. Los próximos Pan Am 2015 [Juegos Panamericanos que se desarrollarán en Toronto, en julio de 2015] tienen como objetivo ser uno de los mayores eventos deportivos del mundo que sean inclusivos con la comunidad LGBT. Asimismo, Kristyn Wong-Tam [consejal abiertamente lesbiana de Toronto] está trabajando intensamente para posicionarnos como la ciudad más LGBT del mundo. Mientras tanto, desde el barrio gay tratamos de mantener nuestra primacía como comunidad LGBT de Toronto, al tiempo que apoyamos a nuestras comunidades hermanas del este y del oeste [las otras dos áreas LGBT de la ciudad].

¿Cuál considerás que es la importancia del barrio gay en la actual Toronto?

Estamos dejando un legado a la ciudad de Toronto. El Church-Wellesley Village es un testimonio histórico de cómo nos conformamos como comunidad LGBT, de lo que hemos logrado y de cómo nos desarrollamos. Es también un lugar de comienzos. Creo que estamos jugando un papel más importante ahora, que estamos ampliando nuestro ámbito, por así decirlo. Antes éramos una especie de pequeño gueto. Ahora ves a gente de todo tipo, que vienen de todos lados y se sienten muy cómodos.

Toronto friendly - Church-Wellesley

 

¿Cómo creeés que cambiará el barrio en los próximos años?

Me encanta que el barrio mantenga su comunidad original, ya establecida. Sin embargo, creo que la comunidad también tiene que crecer hacia afuera. Los días en que era una comunidad de solo hombres gays han desaparecido: el Church-Wellesley Village es el corazón de la comunidad LGBT. Es, además, un gran destino para el turismo y un espacio muy próspero para los negocios.

¿Cuáles son los desafíos actuales del Church-Wellesley?

Estamos llevando adelante la campaña “Amo a mi barrio”, que nos dice: «Este es un barrio gay para vos. Acá podés lucir tu arcoíris, mostrarte, organizar tus eventos y tener un espacio político. Pero debemos conservarlo, apoyando a los emprendimientos que lo hacen posible”. Y es que una gran empresa podría instalarse aquí fácilmente, sin ninguna garantía de que ponga una bandera del arcoíris en la ventana o de que se integre a la comunidad.

 

Queer West: bienvenidos a la fiesta

Fuera de Church-Wellesley Village también pueden encontrarse muchos establecimientos amigables u orientados específicamente al consumidor LGBT, sobre todo en el extremo Oeste de la ciudad, también conocido como Queer West Village. En este barrio puede encontrarse lo mejor de la noche de Toronto, uno de los atractivos por los cuales se ha consolidado rápidamente como una alternativa para la comunidad gay-lésbico-trans.

The Ossington, por ejemplo, es una de las discos más populares y multitudinarias; y The Beaver ofrece diferentes fiestas temáticas cada semana. El Convento Rico renueva regularmente su cartelera con espectáculos y shows de drags y transformistas; y si te gustan los musicales, el Lower Ossington Theatre te espera con una variada oferta. Pero si preferís los conciertos en vivo, Bovine Sex Club es un lugar que deberías visitar.

Queer West Village también posee una vibrante y diversa escena artística. Cada verano, en el mes agosto, su comunidad de artistas LGBT realiza el Festival de las Artes Queer, un gran evento que reúne en una misma semana un festival de cine, recitados, conciertos y tours en bicicleta a galerías de arte, entre otras actividades. Y con la llegada del otoño regresa el festival Scotiabank Nuit Blanche, que transforma las calles del vecindario en un refugio al aire libre de arte contemporáneo.

 

Toronto friendly - Queer East

 

Queer East: con estilo europeo

Mientras que Church-Wellesley y Queer West son las zonas más populares de la ciudad para la vida nocturna gay, Queer East (en el extremo oriental) es una buena alternativa para aquellos que prefieren alejarse de las multitudes. Cuenta con recomendables propuestas, como el bar Wayla, que es frecuentado por público mixto de todas las edades. Su ambientación es moderna y combina elementos de lounge, bar y disco. El bar es muy conocido, además, por organizar fiestas temáticas muy originales, como “Le Kiff Kiff” y “Daddy Next Door”.

La zona Este es atravesada por la avenida Danforth, donde se ha asentado una significativa comunidad griega. Su estilo amable y europeo, y sobre todo su deliciosa comida, se han vuelto muy populares entre la comunidad LGBT. Es muy común ver en las vidrieras de los locales de la zona una bandera del arcoíris junto a los tradicionales estandartes griegos en blanco y azul.

Si paseás por esta zona, seguramente te acompañarán los aromas deliciosos de panaderías y restaurantes. Aquí podrás degustar un tradicional “souvlaki” o una ensalada griega, en alguno de los numerosos restaurantes mediterráneos que cuentan con amplias terrazas de estilo europeo. Y para terminar la noche, acercate a El Viejo Nick, popular pub abiertamente gay-friendly, para tomar unos tragos y disfrutar de un show, en el ambiente relajado de su patio al aire libre.

 

*Con información extraída de la web oficial de Turismo de Toronto.

Comentarios

0 Comentarios