Inicio Suplementos Cultura Queer «Gaytips es una revista de placer, de pasarla bien, de cosas que...

«Gaytips es una revista de placer, de pasarla bien, de cosas que nos gratifican»

42

Por Esteban Rico (SentidoG)

La revista virtual de temática LGBT Gaytips, una nueva publicación que apunta al ámbito cultural de la comunidad gay.
La revista virtual de temática LGBT Gaytips, una nueva publicación que apunta al ámbito cultural de la comunidad gay.

El pasado mes de junio, el reconocido periodista y agente de prensa Walter Duche, dio a conocer su proyecto más reciente: Gaytips. Se trata de una revista virtual de carácter mensual con información y notas dirigidas a la comunidad LGBT, con el foco puesto en arte, entretenimiento y cultura.

La publicación cuenta con varias secciones en las cuales diferentes colaboradores escriben acerca de cine, teatro, música, turismo, gastronomía, entre otras temáticas que varían mes a mes. El objetivo de Duche es el de generar un canal de expresión que llegue tanto a los lectores de la comunidad gay, como a aquellos interesados en la cultura y el buen vivir, más allá de su orientación sexual.

Nos sentamos a dialogar con Walter Duche en las oficinas de Duche & Zárate, la agencia de prensa y comunicaciones que comparte con su socio Alejandro Zárate, acerca del nacimiento de Gaytips, de las características de la revista y de la explosión del teatro de temática LGBT en el ámbito teatral porteño.

¿Cómo nace Gaytips?

Gaytips nace porque yo soy periodista desde hace muchísimos años. Si bien tengo la agencia de prensa hace mucho tiempo, sobre todo soy periodista. Trabajé y colaboré muchos años en algunos medios gays como La Otra Guía y después fui jefe de redacción de la revista Imperio. En este momento veía que cada vez había menos medios, que no había revistas gays. Y me parecía que era una buena oportunidad de sacar una publicación virtual, ya que impresa es una cosa casi imposible.

¿Con quién armaste el proyecto?

Me reuní con Matias Carnaghi, que aparte de actor es diagramador web. Le propuse mi idea de hacer una revista virtual con carácter mensual. Empezamos a trabajar sobre la base del diseño y del contenido y la verdad es que estuvimos casi un año trabajando en esto, porque cada uno tiene sus actividades paralelas. Fue el deseo de tener un lugar donde poder expresar cosas y donde poder incluir a otra gente para que exponga sus ideas. Darle un carácter abierto a la publicación, un carácter de entrada a todo el que tuviera ganas de leer artículos que tuvieran que ver o no con el ambiente gay-lésbico. Porque desde el primer número hay notas que son para todo público.

¿Cuál dirías que es la línea editorial de Gaytips?

Eso lo manifestamos en el primer número, desde el editorial, diciendo que es una revista si bien con temas que nos trascendían a los gays y a las lesbianas, que también podía leerla todo el mundo porque podrían interesarse sobre qué pasa en el mundo con la gente del ambiente. Entonces, la idea fue abrir un espacio para que muchos pudieran expresarse, escribir y no solamente mostrarlo como un espacio combativo o de lucha, porque creo que no tenemos que lucharlo, sino que tenemos que expresarnos, decir lo que tenemos ganas, lo que sentimos y de la forma que queremos decirlo.

¿Cómo está organizado el contenido de Gaytips?

La revista tiene secciones que son variables, no hay una cuestión fija de que todos los meses tiene que haber la misma cantidad de secciones ni tienen que ser las mismas. Porque también tiene que ver con lo que va pasando, con lo que nos vamos cruzando tanto yo como los colaboradores, que a veces pueden cambiar de temática según lo que escriban. Algunas secciones se repiten, por una cuestión lógica, como los reportajes o las notas de teatro, aunque los temas pueden variar.

gaytips

Más allá de lo gay, ¿cuál sería la temática de la revista?

En general todo el mundo nos ha dicho que le han visto un carácter muy cultural a la revista. Y la verdad es que sí lo tiene y eso tiene que ver conmigo, con lo que yo he hecho siempre que ha sido periodismo cultural y de espectáculos. Está muy orientada hacia ese segmento y me gusta que sea así, porque es lo que a mí me gusta leer. Todo lo que es más político o lo que es más de noticias de actualidad, hay una o dos secciones donde simplemente propongo los links de las noticias o levanto la información y registro el medio de donde se levantó. Pero prefiero tener links a páginas que se ocupen más del tema de la actualidad, ya que esta es una revista de información atemporal con ciertas cosas que sí pasan en ese mes, como estrenos de cine o teatro o salidas de libros. Pero en lo que es actualidad política o de militancia, prefiero que se ocupen revistas como la de ustedes que llevan la información más al día. Entonces, me parece bien que sea una revista LGBT donde la gente puede encontrar notas de dónde ir a comer a un buen restaurant, en qué cine hay una buena película

Más allá de vos y de Matias, ¿el resto de los colaboradores son variables o hay alguien más fijo dentro del staff de Gaytips?

No, fijo no hay nadie más. Los colaboradores son dos o tres que seguramente van a seguir porque son amigos de la casa. Se está acercando gente que hizo que se duplicaran los colaboradores, de tres nos fuimos a seis y veremos qué pasa en el próximo número. La revista está abierta para gente que le interese escribir sobre algún tema en especial y que me parezca que tenga que ver con el contenido que yo quiero para la revista. Tiene que ser algo que tenga alguna relación o que tenga un carácter humanista o un carácter cultural o que se enmarque dentro de lo que la revista tenga como contenido. Es una revista de placer, de pasarla bien, de cosas que nos gratifiquen.

¿Cómo haces para elegir qué notas entran dentro del marco LGBT que tiene Gaytips?

Acá en Gaytips hay una trampa en algunas cosas. Puede haber obras de teatro que no tengan contenido gay, pero a lo mejor el director es gay o el autor es gay. Entonces en eso sí nos apoyamos. Si hay un músico que canta baladas que no hablan sobre lo gay, pero a lo mejor el músico sí es gay, se lo incluye. Por ejemplo, está Diego Reinhold en la tapa del segundo número. Yo en ningún momento le pregunto a Diego si es gay, no hace falta. Hablo sobre su carrera, sobre su laburo y todo lo demás. No es la cosa obvia de decir, “el autor es gay” o “el actor es gay” o “el director es gay”. No hace falta remarcarlo, pero lo que tiene la revista es eso, busca esa apoyatura de promocionar a los que escriben o a los que hacen desde ese marco.

¿Qué opinas de la explosión que hubo de teatro de temática gay en estos últimos dos años?

Si bien nuestra agencia tiene 18 años, hemos hecho prensa de infinidad de obras con temática gay, siempre tenemos alguna. Me sorprendió cuando sacamos la revista, ya que en el primer número pusimos tres obras y en el segundo ya tuvimos que poner cinco. Me empezó a caer material de mucha gente que está haciendo obras de temática LGBT. Pero si tengo que poner todo lo que me mandaron, tendría que hacer una revista de teatro gay. Entonces sí que me sorprende la explosión de la temática. Nosotros le hicimos prensa muchos años a José María Muscari, hemos hecho prensa con muchos autores y directores gays que siempre metían algo en sus obras, algún personaje, alguna cosa.

¿Notás mucho la diferencia en el contenido de las obras de temática gay en comparación a cuando empezaste a hacer prensa?

Yo tengo 56 años, hago prensa hace 20 y viví un periodo de militancia y de sucesos que te enmarcaban con eso. Mostrar de lejos la banderita o que un personaje hiciera un ademán y vos ya te quedabas contento porque encontrabas esa empatía con la obra o con lo que pasaba. Y hoy poder ir a ver, por ejemplo, la obra Darkrooms de Martín Marcou y ver cómo se habla de la sexualidad, que en alguna medida es algo muy universal, porque es lo que nos pasa a todos. El tema de la soledad, cómo encontrarnos, cómo relacionarnos con el otro, todos temas que son finalmente universales. Me da la satisfacción de que después de tantos años de haber militado y de escribir en lugares y de hacer cosas, hoy las cosas se muestren de otra manera, más abiertamente y que la temática sea lo que te pasa como contemporáneo de cualquier otro que va caminando por la calle. Y no que estés hablando siempre de salir del closet, del drama, el conflicto. Y hoy estoy viendo algo diferente en las obras. Está bueno que se haya ampliado así la visión desde el teatro.

¿Cuáles son tus expectativas a futuro con Gaytips?

La verdad que siendo recién el segundo número, el principal objetivo es que la podamos seguir haciendo. Ojalá entren algunos auspiciantes como para que la gente que colabora tenga un aliciente, porque no es que hice la revista pensando en vivir de ella ni nada por el estilo. Creo que estaría bueno que de ahí se desprendan otras cosas, que haya una buena interconexión entre los medios que nos dedicamos a escribir sobre temática gay, que la gente entre a mirar la revista porque haya notas que le puedan interesar, más allá de que sean sobre temática gay o no. El primer número lo leyeron 6200 personas, sin haber hecho absolutamente nada, lo cual estuvo buenísimo. Así que si se mantiene eso, si se sostiene ese nivel de lectura y si la gente entra a leerla, eso ya está bueno. Espero que siga, que haga su camino a ver qué pasa. El objetivo al crear la revista fue que se convirtiera en un canal de expresión y espero que siga siendo así.

Comentarios

0 Comentarios