Inicio Destacada Belgrado celebra su Orgullo tras años de suspensiones y amenazas

Belgrado celebra su Orgullo tras años de suspensiones y amenazas

14

Fuente: EFE

El Orgullo de Belgrado se celebra luego de tres años de suspensiones por amenazas. (Imagen: EFE).
El Orgullo de Belgrado se celebra luego de tres años de suspensiones por amenazas. (Imagen: EFE).

 

Luego de tres años de suspensiones por amenazas, el Orgullo LGBT se celebrará en Belgrado el próximo domingo, aunque las autoridades no han descartado una cancelación de última hora por posibles riesgos de seguridad.

El ministro serbio del Interior, Nebojsa Stefanovic, declaró hoy a la prensa que el cuerpo de coordinación de los servicios de seguridad «no ha prohibido la celebración de la Marcha del Orgullo, el día 28, a pesar de diferentes opiniones». Indicó que ese cuerpo se ha reservado el derecho de cancelar el desfile si unas nuevas evaluaciones muestran riesgos, y llamó a evitar actos de violencia el domingo.

Los homosexuales serbios celebraron en Belgrado en 2010 su primer desfile pro-derechos LGBT, pero grupos homofóbicos reventaron el acto y atacaron a los policías que los protegían, lo que desató unos enfrentamientos en los que hubo con unos 150 heridos, la mayoría de ellos agentes antidisturbios.

En los tres años siguientes el Orgullo fue suspendido por las amenazas de grupos homofóbicos y ultraderechistas, una decisión criticada por la Comisión Europea y Amnistía Internacional, por considerar que el Gobierno no garantizaba derechos fundamentales como las reuniones pacíficas.

El colectivo homosexual sufre en Serbia una gran discriminación, aunque la situación ha mejorado en los últimos años, entre otras cosas, por los avances del país en su integración en la Unión Europea (UE).

Los activistas homosexuales aseguran que este año los preparativos de la marcha se han llevado a cabo en un ambiente de menos tensiones y amenazas que antes.

No obstante, han expresado su «preocupación» porque todavía exista la posibilidad de suspender la marcha, lo que sería «inaceptable, y una vez más, la violación de los derechos humanos y constitucionales garantizados en Serbia».

El país balcánico negocia desde enero pasado su ingreso en la UE, algo que se ha propuesto completar en 2020, y para ello deberá mejorar los derechos de las minorías.

El primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, advirtió ayer de que cualquier incidente será sancionado con la mayor severidad, mientras que en la ciudad han aparecido inscripciones con lemas homofóbicos y algunas organizaciones derechistas anunciaron manifestaciones de protesta.

Comentarios

0 Comentarios