Inicio Internacional África Piden al Banco Mundial no financiar a Uganda si no atiende salud...

Piden al Banco Mundial no financiar a Uganda si no atiende salud LGBT

26

Fuente: El Espectador

A pesar de que la ley anti-gay no entró en vigor, la discriminación sigue presente en los servicios de salud, aseguran líderes de ONG. (Imagen: AFP).
A pesar de que la ley anti-gay no entró en vigor, la discriminación sigue presente en los servicios de salud, aseguran líderes de ONG. (Imagen: AFP).

 

Organizaciones como Human Rights Watch (HRW) exigieron la semana pasada al Banco Mundial (BM) que reclame a Uganda garantías de que los homosexuales no serán discriminados en la atención médica, antes de concederle 90 millones de dólares para financiar su sector sanitario.

«El BM no debería conceder el préstamo para fortalecer el sector sanitario en Uganda sin exigir medidas para poner fin a la discriminación en la atención a grupos marginados», reclamaron 16 organizaciones ugandesas e internacionales en una carta dirigida al presidente de la entidad financiera, Jim Kim.

Los firmantes exigieron que los servicios sanitarios ugandeses garanticen la atención al colectivo LGBT para evitar su discriminación, según un comunicado difundido por HRW.

En febrero de 2014, poco antes de que el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, firmara la polémica ley que criminalizaba la homosexualidad, Kim anunció la paralización de la concesión del crédito por temor a que este colectivo pudiera ser discriminado en el sector sanitario.

Aunque en el Tribunal Constitucional de Uganda anuló en agosto la citada norma, el gobierno de Museveni recurrió la decisión ante el Tribunal Supremo y creó un comité para estudiar si la ley debería volver al Parlamento.

 

Discriminación en los servicios de salud

«A pesar de que la ley ‘anti-homosexuales’ no entró en vigor, la discriminación sigue presente en los servicios de salud para el colectivo LGTB», aseguró Moses Kimbugwe, de Spectrum Uganda, una organización defensora de los derechos humanos.

Los activistas exigen al BM que reclame «condiciones claras» al Ejecutivo ugandés para obtener la financiación, destinada a la renovación de instalaciones sanitarias.

La ley «anti-homosexuales» puso en peligro la salud pública para quienes mantienen relaciones con personas de su mismo sexo al criminalizar «la promoción de la homosexualidad».

De hecho, el Ministerio de Salud emitió una directiva en la que definía la atención a personas del colectivo LGBT como un «dilema ético» para los profesionales de la salud, que no están obligados a prestar asistencia ni garantizar la confidencialidad a estos pacientes.

A la hora de conceder el préstamo, el Banco Mundial debería exigir al Gobierno que prohíba todo tipo de discriminación en los servicios sanitarios, y que revise la ley para la Prevención y Control del VIH, que penaliza la transmisión del virus, según las organizaciones.

«El Banco Mundial tiene la obligación de asegurar que el Gobierno de Uganda invierte en mitigar los efectos de la discriminación en los servicios de salud», afirmó Asia Russell, de la organización internacional Health GAP.

Comentarios

0 Comentarios