Inicio Destacada La Barby vuelve al teatro en la piel de «Lady Dómina»

La Barby vuelve al teatro en la piel de «Lady Dómina»

71

(SentidoG)

"Lady Dómina" de Paul Caballero. Con La Barby y gran elenco. Estreno jueves 13 de noviembre en el Teatro Porteño.
«Lady Dómina» de Paul Caballero. Con La Barby y gran elenco. Estreno jueves 13 de noviembre en el Teatro Porteño.

La Barby, ese colorido personaje que pasó de los escenarios de las discos y los pubs de la noche porteña a las pantallas televisivas, está a punto de embarcarse en uno de los proyectos más ambiciosos de su carrera. Con el estreno de la obra Lady Dómina, Leo Veterale (el actor que encarna a la popular transformista) se pondrá en la piel de una marquesa del siglo XVIII, tan tirana como tierna, quien al encontrarse en la ruina, deberá recurrir a su costado S&M para recuperar su estatus socio-económico.

Lady Dómina está escrita y dirigida por el periodista y comunicador colombiano Paul Caballero, quien debutó el año pasado como autor y director teatral con su obra Del amor y otras histerias que realizó dos temporadas en el teatro La Tertulia de la Ciudad de Buenos Aires y una gira por Uruguay. El elenco se completa con Juan Palacios (actor fetiche de José María Muscari con una amplia experiencia en el off porteño), José María Bourdillón (modelo publicitario que hace su debut como actor) y el músico Hernán Felipe, encargado de musicalizar en vivo la puesta.

A días de su estreno, el jueves 13 de noviembre en el Teatro Porteño, SentidoG tuvo la oportunidad de sentarse a dialogar con Leo Veterale, Juan Palacios y José María Bourdillón para que nos cuenten acerca de Lady Dómina, de sus personajes, de sus expectativas por el estreno de la obra y de su visión de la variada oferta de teatro de temática gay en la cartelera porteña.

 

¿Cómo les llegó la obra?

Leo Veterale: ¡Me llegó como un hijo deseado! Yo hacía mucho tiempo que quería hacer teatro, pero no me llamaba nadie. Si bien estoy en la tele, estaba medio separado de la gente del teatro. A nadie se le ocurrió esa ventaja de convocarme y que yo chiveara sobre la obra en BDV, el programa de Angel De Brito donde soy panelista. Entonces, le expresé este deseo a Juan Bautista Britez, el productor y co-conductor de mi programa de radio, y él me conectó con Paul Caballero. Me junté con Paul y empezamos a armar algo. A los pocos días, nos juntamos en un McDonald’s y me leyó toda la obra. Y desde el primer día ya nos divertimos.

Juan Palacios: Yo a Paul lo conocí haciendo audición para su obra anterior en la cual no quedé. Más tarde me fue a ver a una obra de Hernan Moran que se llamaba Rotary y le gustó mucho mi laburo. Así fue como al poco tiempo se contactó conmigo y me ofreció este proyecto. A mí me sorprendió cuando me llegó su propuesta, porque cuando uno hace mucho teatro independiente, generalmente arranca desde otro lugar. Acá ya había toda una estructura armada, lo cual me pareció interesante. Y encontrarme con gente humanamente abierta, eso facilita el trabajo, lo hace divertido y ameno.

José María Bourdillón: El proyecto me llegó de parte de Paul a través de Facebook. Yo soy modelo y él vio mis fotos. Yo actúo en comerciales y de ahí sacó mi imagen y me presentó el personaje de Francis III para la obra. Nos juntamos un día a charlar, me contó en qué se basaba la obra, quienes iban a estar y me re copó la idea. Era un buen comienzo para mí ya que este es mi primer laburo como actor a nivel profesional.

¿Cómo son sus personajes?

LV. Lady Dómina es una vieja que se cree poderosa, rica y no lo es. Perdió todo, aunque no lo sabe, y tiene un sirviente que le hace vivir ese mundo de fantasía en el que cree estar. Es una mujer que es déspota y tierna a la vez. Tiene todos los matices que se te puedan ocurrir de un ser humano, pasa de lo más perversa a Heidi. Es una pobre loca que cree que vive una realidad que ya no existe, hasta que pasa por una situación límite que la obliga a poner los pies sobre la tierra.

JP: Sigfrido es el súbdito, el sirviente de Lady Dómina. Es un personaje sometido a las órdenes de esta marquesa. Si bien ellos tienen una dinámica medio violenta de sumisión y violencia, hay toda una relación entre ellos donde se ve la complicidad y el cariño que se tienen ya que viven juntos hace muchos años. Sigfrido es el típico personaje que está detrás de la Lady, una especie de Gollum que está siempre quemándole la cabeza y asistiéndola, y a su vez bajándole las situaciones.

JMB: Francis III, mi personaje, va en busca de algo que ni él tiene muy en claro qué es. Llega a la casa de esta marquesa que tiene una personalidad muy loca, es muy personaje. Él llega acá medio despreciado como un hijo de pirata y cuando se enteran que tienen dinero y se lo pueden sacar, le dan aceptación y así comienza su historia en la obra.

foto9web

¿Cómo es trabajar con La Barby?

JP: Fue una sorpresa grata. Yo había visto sus performances en las discos y su trabajo en la tele. Fue una de las cosas que hablé con Paul al principio, porque yo no conocía a nadie y para mí era importante sentirme cómodo. Para mí Leo es, primero, muy talentoso como actor y tiene mucha garra de aprender y de animarse, que es algo que nos ayuda a todos nosotros. Y después, es una persona increíble, buena onda, profesional y totalmente agradable para trabajar.

JMB: Es muy fuerte todo, trabajar con compañeros con tanto tiempo de teatro y con alguien como La Barby, que es un personaje muy conocido en los medios desde hace tanto tiempo. Yo estoy arrancando, todo eso es mucho para mí, pero me la estoy bancando. Y también a lo que se apuesta, es un teatro en calle Corrientes y hay mucha movida por el lado de los medios. Eso es fuerte para arrancar.

¿Cómo han vivido el proceso de ensayos y estos días previos el estreno?

LV: La estoy pasando bomba, son todos divinos y cuando hay un lindo grupo, eso vaticina que va a venir algo bueno. Y hay un buen clima de laburo, no me siento para nada presionado. Me acuerdo cuando trabajé con Sofovich, el viejo quería que le respetara las comas, las palabras exactas. Y se armaba como un catch que no me hacía sentir cómodo. Y la verdad que trabajar en esta situación que nos está dando Paul está buena. Te genera mucha libertad para crear.

JP: Es una locura, una experiencia adrenalínica. Hay cosas increíbles, como es la parte de producción que avanza a una velocidad que parece que nosotros nunca vamos a alcanzar. Pero a su vez, a medida que avanzamos con el trabajo, nos damos cuenta que nos estamos divirtiendo y nos vamos aflojando y las cosas empiezan a fluir.

JMB: Con un poco de nervios, con ganas de que llegue el día, aunque siempre querés más tiempo para afinar detalles y arreglar más cosas. Esperando el estreno del jueves, pero estudiando y ensayando a más no poder.

Leo, ¿cómo fue el desafío de componer un personaje tan distinto a La Barby?

LV: El desafío es grande, es un cambio de look. Cuando Paul me ofreció el papel me dijo que me iban a poner arrugas para las fotos porque el personaje es una vieja y yo la verdad es que no tuve drama. Si bien yo sé que vendería mucho más que me ponga un pelucón rubio de cuatro metros de alto, esto es otra cosa. Aunque voy a tratar de que al final haya un ápice de La Barby. Yo creo que el actor tiene que hacer una cosa muy elaborada, muy de salirse de su persona para hacer un papel que no remita a sí mismo. La mayoría de los actores hacen papeles que se parecen a ellos o hacen siempre la misma cosa. El que me venga a ver sabe que algo de La Barby va a encontrar.

LadyDomina2web

¿Qué opinas de la movida de teatro gay que hay en Buenos Aires?

LV: No suelo ir a ver casi nada de teatro, pero por lo que puedo ver desde afuera, hay una movida bastante importante. Me entero mucho por el programa de radio, porque Juan Bautista invita a todas las obras gays de Buenos Aires. Está muy bueno que haya historias que sean variadas, que no sean todas las obras sobre cuatro putos que se juntan a charlar. Me gusta que haya textos de la vida normal de cualquier ser humano. Me encanta ver todo un proceso de crecimiento en la gente, en la aceptación, en que esto ya está, es así y listo.

¿Crees que la sociedad está más abierta o es más permisiva con el gay o la trans que está en los medios?

LV: La gente es muy hipócrita. Si estás en la tele y los haces divertir un poquito, sos un bufón… “Y bueno, el defecto de ser gay dejémoslo a un costado”. Hay mucho de eso, hay mucha vieja que no se erradicó del mundo que todavía piensa así. Por ejemplo, si a Lizy Tagliani la pones en la calle y no te hace divertir, la mentalidad de la gente es “y bueno, vamos a pegarle un palazo”. Porque cuando estás en la tele o cuando ocupas un lugar importante, la cosa es diferente, aunque igual de alguna manera te siguen discriminando. Porque por más que estén las leyes, el discriminador va a seguir estando y va a seguir educando a su hijo de la misma manera. Está en uno respetarse a uno mismo y hacerse respetar.

¿Qué expectativas tienen con el estreno de la obra?

JMB: Mis expectativas son seguir sumando para esta carrera y creo que esta obra da para mucho. Ya sea la temporada que hagamos acá en Buenos Aires, como también para llevarla afuera.

JP: Yo no le pongo expectativas a nada, dejo que las cosas fluyan. Así como arrancó este proyecto que llegó a mis manos y decidí embarcarme, lo mismo tiene que ver con esa energía del impulso inicial y de lo que está sucediendo ahora. Para mí esto debería fluir y brillar porque tiene todas las condiciones para que así sea. La suma de todos los factores da para algo que sea explosivo.

LV: Mis expectativas son ser como Linda Peretz, hacer la obra durante diez años, aunque me veo sacando a José María y poniendo uno nuevo. “¡Ay no, se puso viejo, quiero otro!” (risas). Hablando en serio, le veo mucha pasta. He visto comedias comerciales en calle Corrientes que ni con el meñique haciéndome cosquillas debajo de la axila me producía ni media sonrisita. Esto es diferente, te hace divertir, la obra está buena. He visto obras con elencos de puta madre, he visto mierdas en calle Corrientes, y te querés pegar un tiro en los huevos. La gente quiere pagar y ver un buen producto, se quiere divertir. Por eso, a esto le veo mucha tela.

foto11web

Lady Dómina se estrena el jueves 13 de noviembre a las 21:00 hs en el Teatro Porteño (Av Corrientes 1630). Entradas en venta a través del sistema TuEntrada. Para más información, ingresar a la página de Facebook de la obra.

Comentarios

0 Comentarios