Inicio Destacada ‘Mi esposo no es gay’: polémico programa de TV en EE.UU

‘Mi esposo no es gay’: polémico programa de TV en EE.UU

46

Fuente: AP

El programa saldrá al aire el domingo y cuenta la historia de hombres que se sienten atraídos por otros hombres, pero que se casaron con mujeres y son padres orgullosos.
El programa saldrá al aire el domingo y cuenta la historia de hombres que se sienten atraídos por otros hombres, pero que se casaron con mujeres y son padres orgullosos.

Preston Dahlgren ha llevado una vida mormona que se antoja perfecta: conoció al amor de su vida en sus años de preparatoria, completó su misión y se casó con ella. Va frecuentemente a la iglesia y es un orgulloso padre de dos pequeñas niñas.

Pero Dahlgren también siente atracción por los hombres.

Su historia es el tema de un nuevo programa de televisión llamado «Mi esposo no es gay», el cual ha sido criticado por grupos a favor de los derechos de los homosexuales, que lo calificaron de irresponsable y peligroso. Dichos colectivos quieren que la cadena TLC retire el programa antes de que comience el próximo domingo.

Dahlgren y otro hombre mormón de Utah son los protagonistas del show y afirman que están felices con sus matrimonios y que esperan que el programa cuente historias como las de ellos para que sirva como nuevo punto de apoyo en el debate sobre la sexualidad.

Dahlgren sostiene que él se ha sentido atraído por hombres desde que tenía 12 años, pero que siempre quiso tener una familia como en la que creció: un padre, una madre y niños.

Hay muchas historias allá afuera, esta es sólo una de ellas”, dijo el hombre, de 32 años, en entrevista con The Associated Press.

El grupo de activistas GLAAD, sin embargo, afirma que el programa envía el mensaje equivocado y que es un triste recordatorio sobre la llamada terapia de conversión para homosexuales, basada en la fe y destinada a cambiar la orientación sexual, lo que puede dejar cicatrices emocionales. Nueva Jersey y California prohibieron en 2013 que terapistas realicen dicha práctica en niños y adolescentes, algo que tampoco es apoyado por la Asociación Médica Americana ni por la Asociación de Psicología Americana.

Nadie puede cambiar lo que se ama y lo más importante, nadie debe de hacerlo», afirmó la presidenta de GLAAD, Sarah Kate Ellis, en un comunicado. «Al invertir en este tipo de programación peligrosa, TLC está poniendo en riesgo a infinidad de gente joven LGBT«.

La organización mencionó que hay una petición en el portal change.org en la que se pide a TLC que cancele el show, misma que ha ganado unas 80 mil firmas. Al responder a GLAAD, la cadena dijo que tratará historias sobre diferentes tipos de vida y que los cuatro hombres en el programa de una hora sólo hablan por sí mismos.

Jeff Bennion, de 44, conoció a su esposa Tanya hace más de 13 años luego de que él salía con otros hombres. Él le confesó que sentía atracción por los hombres todavía, cuando ya tenía un año y medio saliendo.

«Me sentí devastada porque no sabía lo que eso significaría para mí», afirmó Tanya Bennion, de 42 años. Ella estaba preocupada de que él la engañara con un amigo pero dijo que el fuerte vínculo entre ambos la ayudó a superar todas esas preguntas.

Megan Dahlgren dice que su matrimonio sigue muy fuerte, incluyendo los aspectos físicos de su relación. «Tenemos una vida sexual saludable y feliz«, afirmó.

Dahlgren y Bennion dijeron que la enseñanza recibida dentro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue importante para mantener una relación estable de esposo y esposa.

tlc-my-husbands-not-gay

«Diría que fue una parte de mi decisión desde el principio, sobre todo un gran factor de influencia en eso», sostiene Dahlgren. «Ciertamente me ayudó a guiarme hacia donde estoy ahora, sin lugar a dudas”.

Eric Hawkins, un vocero de la iglesia, afirmó que el matrimonio para ellos es algo profundamente personal.

Aunque la iglesia no promueve el matrimonio como un método de tratamiento para la atracción de personas del mismo sexo, las parejas que están intentando apoyarse amorosamente los unos a los otros mientras mantienen fuertes sus convicciones religiosas merecen todo nuestro apoyo y respeto”, dijo.

Bennion cree que sería horrible si un padre le dice a uno de sus hijos homosexuales que deben de ser como él o el otro hombre que aparece en el programa de televisión. “No es algo que yo apoyaría”, afirmó.

Pero Bennion afirma que está feliz con su esposa y su hijo de seis años. «No puedo creer lo suertido que soy».

El programa «Mi esposo no es gay» no es el único programa sobre inusuales matrimonios que ocurren en Utah. TLC también transmite un programa llamado «Esposas hermanas» y «Mis cinco esposas», el cual trata sobre la poligamia.

Comentarios

0 Comentarios