Inicio Internacional Europa Para el Vaticano, el voto irlandés al matrimonio igualitario es «una derrota...

Para el Vaticano, el voto irlandés al matrimonio igualitario es «una derrota para la humanidad»

30
La República de Irlanda, de fuerte tradición católica, se convirtió el sábado en el primer país que autoriza en un referéndum el matrimonio homosexual, al ser aprobado por el 62,07% del electorado que dijo "sí" a la igualdad.

Fuente: Clarín, Prensa CHA

La República de Irlanda, de fuerte tradición católica, se convirtió el sábado en el primer país que autoriza en un referéndum el matrimonio homosexual, al ser aprobado por el 62,07% del electorado que dijo "sí" a la igualdad.
La República de Irlanda, de fuerte tradición católica, se convirtió el sábado en el primer país que autoriza en un referéndum el matrimonio igualitario, al ser aprobado por el 62,07% del electorado que dijo «sí» a la igualdad.

El Vaticano condenó la legalización del matrimonio igualitario en Irlanda y consideró que la aprobación de ese referéndum es una «derrota para la humanidad», informó ayer Radio Vaticano.

«El referéndum irlandés es una derrota para la humanidad. Me quedé muy triste por el resultado, la Iglesia tiene que reforzar su empeño evangelizador«, dijo el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado vaticano.

«El arzobispo de Dublin (Diarmuid Martin) ha dicho que la Iglesia tiene que tener en cuenta esta realidad, pero debe tenerlo, en mi opinión, en el sentido de reforzar su empeño y esfuerzo por evangelizar», dijo Parolin en un acto en el Palacio de la Cancillería.

«Se puede hablar no sólo de una derrota de los principios cristianos«, sino también «de una derrota de la humanidad», dijo Parolin en la ceremonia de concesión del premio «Economía y Sociedad», que entrega la vaticana Fundación Centesimus Annus.

Irlanda, de fuerte tradición católica, se convirtió días atrás en el primer país que autoriza en un referéndum el matrimonio igualitario, al ser aprobado por el 62,07 % del electorado que dijo «sí» a la igualdad.

A las palabras del cardenal Parolin se sumaron hoy las del presidente de los obispos italianos, cardenal Angelo Bagnasco, quien dijo que el voto irlandés es «una revolución cultural que nos afecta a todos». Y como tal, asegura Bagnasco en una entrevista en el diario italiano La Repubblica, «no puede no apelar a nuestra Iglesia: ¿qué tenemos que corregir o mejorar en el diálogo con la cultura occidental?», se preguntó.

Parolin señaló que hay que hacer todo lo posible por defender a la familia, porque es el futuro de la humanidad y de la Iglesia.

El Vaticano celebrará en octubre un Sínodo sobre la Familia en el que se abordarán temas controvertidos dentro de la Iglesia católica como la homosexualidad. Muchos creyentes esperan que el papa Francisco presente una postura más abierta en muchos de estos temas.

 

Papa Francisco: «El matrimonio y la familia atraviesan una seria crisis cultural»

Por su parte, el papa Francisco declaró que el matrimonio y la familia están atravesando una «seria crisis cultural» durante una audiencia con obispos de la Conferencia Episcopal de la República Dominicana en el Vaticano. Esto sucedió dos días después de que Parolin afirmara que la aprobación en Irlanda del matrimonio igualitario por referéndum con el 62,07% de los vos es «una derrota para la humanidad».

César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo al respecto: «En la CHA pensamos exactamente lo contrario. Si hay alguien que esté enriqueciendo el concepto de familia es nuestra comunidad LGBTI. Por lo que sucede en el mundo y lo que va a seguir sucediendo, parece ser que la crisis la tiene el Vaticano ya que, a pesar de sus campañas en contra de nuestros derechos, pierde las votaciones tanto entre los/as ciudadanos/as como fue el caso de Irlanda como en las Legislaturas de otros países. En Argentina estamos orgullosos/as del trabajo de las organizaciones de Derechos Humanos como la CHA por las conquistas en una democracia plural y laica como las leyes de Unión Civil de la Ciudad de Buenos Aires, el Matrimonio Igualitario, la Identidad de Género, La Ley de Educación Sexual Integral y la de Reproducción Asistida. Sucede lo contrario a una crisis: hay más inclusión, diversidad e igualdad ante la ley. Trabajamos para preservar una democracia plural, laica y diversa, como se debe y corresponde, preservando la necesaria y saludable separación de la iglesia y el Estado».

Pedro Paradiso Sottile, secretario de la CHA aseguró que «Celebramos las conquistas de nuestra comunidad LGBTI, como el matrimonio igualitario aprobados en Irlanda y Groenlandia, porque la fuerza de la igualdad esta en movimiento por el mundo, promoviendo Derechos Humanos y democracias inclusivas sin discriminación. Levantamos las banderas y la cultura del amor, del respeto y reconocimiento de todas las familias, en su hermosa diversidad, frente a los constantes ataques y acciones del Vaticano contra nuestros derechos LGTBI en cada rincón del mundo. Hay que terminar con la violencia y la discriminación por orientación sexual e identidad de género, con el lobby y política de injerencia en los organismos internacionales y los diferentes Estados por parte de las autoridades de la Iglesia Católica, que siguen promoviendo el fundamentalismo y la homo/lesbo/transfobia con sus terribles consecuencias hacia nuestra comunidad, como son las muertes, ejecuciones, torturas, crímenes de odio, discriminación y toda vulneración de Derechos Humanos, de los cuales son cómplices por acción u omisión. La derrota y la crisis es sobre el paradigma fundamentalista, excluyente y hegemónico de la vergonzosa discriminación, que estamos rompiendo para siempre. Vamos por más ‘derrotas de la humanidad y serias crisis culturales’ en el matrimonio, en las familias y en cada institución o premisas discriminatorias, con igualdad y derechos humanos, com más democracia y Estados laicos. Somos familias, porque el amor vence al odio, siempre».

Comentarios

0 Comentarios