Inicio Destacada Alertan sobre posible recrudecimiento de violencia homofóbica en Puerto Rico

Alertan sobre posible recrudecimiento de violencia homofóbica en Puerto Rico

38
El activista de derechos humanos, Pedro Julio Serrano, alertó sobre un posible recrudecimiento de la violencia homofóbica tras reportarse el tercer asesinato de un joven abiertamente homosexual en un período de un mes.

Fuente: El Nuevo Día

El activista de derechos humanos, Pedro Julio Serrano, alertó sobre un posible recrudecimiento de la violencia homofóbica tras reportarse el tercer asesinato de un joven abiertamente homosexual en un período de un mes.
El activista de derechos humanos, Pedro Julio Serrano, alertó sobre un posible recrudecimiento de la violencia homofóbica tras reportarse el tercer asesinato de un joven abiertamente homosexual en un período de un mes.

El activista de derechos humanos Pedro Julio Serrano alertó este fin de semana sobre un posible recrudecimiento de la violencia homofóbica tras reportarse el pasado día viernes en Puerto Rico el tercer asesinato de un joven abiertamente homosexual en un período de un mes.

Serrano urgió a las autoridades a no descartar el ángulo del crimen de odio en las investigaciones que conducen entorno a las muertes de tres jóvenes reportadas en Hato Rey, Mayagüez y Santa Isabel.

El crimen más reciente se reportó este viernes por la noche, frente a un colmado en la intersección de las calles Dr. Rafael López Sicardó y Riaza, en Hato Rey, donde un enmascarado le disparó a un joven en circunstancias que investigan las autoridades.

Según Serrano, la víctima, que fue identificada como Edwin Giovanni Vázquez Feliciano, de 26 años y residente en Bayamón, es abiertamente gay y no debe descartarse como parte de la pesquisa el ángulo del crimen de odio.

“Con el asesinato de Edwin Giovanni Vázquez Feliciano anoche, ya son tres los hombres abiertamente gays que han muerto en un mes. Esto crea un estado de alerta en la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual ante un posible recrudecimiento de la violencia homofóbica. Históricamente, hemos visto que cuando se adelantan los derechos para las personas LGBTI, aumentan los crímenes de odio”, expresó Serrano.

De su lado, la comandante Jazmín Pérez, directora del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) del área de San Juan, aseguró que se lleva a cabo una pesquisa a fondo del caso, pero aclaró que en esta etapa inicial de la pesquisa, no se ha establecido el motivo del asesinato.

“Como todos los casos, se va a investigar a la saciedad y se van a investigar todos los ángulos”, detalló Pérez, al señalar que no tenían conocimiento de la orientación sexual de la víctima ya que no han podido entrevistar a sus familiares.

Agregó que en el lugar de los hechos, no hubo cooperación de la ciudadanía. En la escena se recuperaron seis casquillos de calibre .45 como evidencia.

Mientras, el portavoz de Puerto Rico Para Tod@s hizo un llamado a las autoridades, incluyendo al superintendente de la Policía, José L. Caldero López, y al secretario de Justicia, César R. Miranda, para que investiguen adecuadamente estos casos.

Durante el día de ayer, Serrano también solicitó una pesquisa exhaustiva sobre la muerte del estudiante universitario José Iván Trinidad Cotto, de 23 años, quien falleció en circunstancias sospechosas en el área verde de una cancha en la urbanización Alemañy, en Mayagüez.

En este caso, las autoridades no divulgaron la información de su muerte, reportada el miércoles de madrugada, y los investigadores han asegurado que el cadáver no presentaba signos de violencia por lo que esperan por los resultados de la autopsia.

El tercer crimen al que se refiere Serrano, ocurrió el 18 de julio en la comunidad Gabias, en Santa Isabel, donde fue apuñalado el estilista Miguel A. Rodríguez Fernández, por un padre y su hijo.

Por otra parte, aunque se mostró satisfecho con el arresto del acusado de asesinar al estilista Eugenio A. Rivera Ortiz, de 60 años, en mayo del año 2011, Serrano indicó que las autoridades no pueden descartar tampoco el ángulo de odio en este caso.

Ayer, el teniente Ferdinand Acosta, director de la División de Crímenes Mayores, aseveró que no contaban con la evidencia necesaria para catalogar el asesinato como un crimen de odio.

“El relato del teniente Acosta sobre estos hechos lo que hacen es prácticamente confirmar que fue por prejuicio a la orientación sexual de la víctima, pero el teniente lo descarta de plano. Lo que denota que hace falta más educación sobre estos crímenes, un currículo adecuado y un protocolo que se implemente adecuadamente”, sentenció Serrano.

Por último, el activista insistió en que descartar el crimen de odio sería un acto irresponsable que va en contra de la obligación que tiene el Departamento de Justicia para investigar los casos que involucren a las personas de la comunidad LGBTI.

“Hemos adelantado en materia de derechos, pero en la investigación de estos casos, aún falta mucho por lograr por culpa de la homofobia institucionalizada. Es obligación del gobierno erradicar todo tipo de discrimen y estos crímenes violentos son su peor manifestación. Tienen que mejorar, de manera inmediata, su investigación y procesamiento”, finalizó Serrano.

Comentarios

0 Comentarios