Inicio Destacada Para Piter Robledo los despidos son el cambio

Para Piter Robledo los despidos son el cambio

24
Debutó dejando sin trabajo a miembros de la Subsecretaría Nacional de la Juventud, que se ocupaban de dar contención y reinserción a personas en situación de calle.

Fuente: La Izquierda Diario

Debutó dejando sin trabajo a miembros de la Subsecretaría Nacional de la Juventud, que se ocupaban de dar contención y reinserción a personas en situación de calle.
Debutó dejando sin trabajo a miembros de la Subsecretaría Nacional de la Juventud, que se ocupaban de dar contención y reinserción a personas en situación de calle.

Es la cara más joven de Cambiemos. Salió en los medios por ser agredido por gay. Paradójicamente cree que Miguel Del Sel es un «genio» y que el PRO “no es de derecha”.

“El primer presidente gay de Argentina”

Esa fue la frase que dijo en su primera entrevista allá por el 2014. Nacido en San Isidro y sexto hijo de una familia de diez hermanos. Interesado siempre en la política, cuenta que trabajó de mozo desde los 14 a los 17 años y con los ahorros de ese trabajo fue a estudiar a Estados Unidos. Estaría bueno que cuente el secreto del ahorro, teniendo en cuenta que los niveles de informalidad laboral entre la población gay duplican a los del total de la población: tres de cada cinco. De quienes trabajan, la mitad lo hace en condiciones precarias: 16% está sub-ocupado, 19% con contratos a plazo determinado y 15% con período de finalización.

La mayoría de los jóvenes que están precarizados en la gastronomía hacen malabares para llegar a fin de mes, pero él pudo bancarse un viaje a yankilandia para estudiar.

Pero la magia de Piter no acaba aquí. Porque a menos de un mes de asumir este nuevo gobierno, debutó en el despidómetro como Subsecretario Nacional de la Juventud. Se ve que se olvidó de su época de mozo -o habrá tenido suerte y la precarización no lo tocó de cerca- porque no le tembló la mano para firmar los despidos de los trabajadores de la Secretaría de Juventud.

«No hay cosa más excitante y gratificante que trabajar en el Estado y poder generar cambios en la sociedad»

Pero los “cambios” que trajo el macrismo en tan solo un mes hablan por sí solos. Persecución a la protesta como el caso de Milagro Sala en Jujuy, declaración de la Emergencia en Seguridad contra el narcotráfico y la unificación de la Metropolitana y la Federal, además de la represión a los trabajadores que resisten despidos, sólo por nombrar algunas cosas. Cambios en la sociedad pero a favor de las grandes patronales.

“No se está despidiendo a trabajadores sino a personas que hacían política en el Estado”

Así twitteó el joven PRO defendiendo las políticas de despido y persecución política de los trabajadores del Estado. Atrás quedó el guiño que él mismo le hizo a su antecesor: “el Cuervo (Larroque) no es un compañero, es un amigo. Lo conocí acompañándolo a La Plata a ver el trabajo con los inundados. Por lo menos entre nosotros nos tenemos que decir: trabajemos en lo que estamos de acuerdo”.

Mientras tanto, Piter no tiene prurito en militar en el Estado a favor de Cambiemos y siguiendo el lastre de sus colegas despide sin dudar. Compartiendo espacio de militancia con transfóbicos – como el nuevo intendente de La Plata Julio Garro- repudiado por haber dicho “No se me ocurre darle trabajo a un travesti”, agregando que podría “darles una mano desde lo psicológico, desde lo médico”, el mismo oscuro personaje que reprimió violentamente a los despedidos municipales platenses.

Intensa y para nada ingenua defensa de Robledo hacia el misógino Miguel Del Sel que casi gana la gobernación de Santa Fe. El ex Midachi fue repudiado por un video del 2011 que vuelve a salir a la luz: Del Sel habla de “traer las putas”. Frente a esto Piter minimizó los dichos y su defensa fue más allá: “Es un genio, tiene exabruptos. Eso es propio de no ser de la política. A veces se le vienen cosas y las dice pero la verdad me importa más lo que se hace que lo que se dice”.

En resumen, Robledo se volvió un cuadro de derecha con un discurso que pretende ser inclusivo pero olvida al pueblo, los jóvenes precarizados y a la diversidad sexual. El joven cuadro de Cambiemos se cubre en ser gay para apoyar a un gobierno de empresarios que despide, amenaza con la represión y ajusta las cuentas a favor de los capitalistas con el salario de los trabajadores. Frente a esto la tarea de los jóvenes es recuperar la combatividad. Como lo hizo el Frente de Izquierda que son los que defienden las banderas de lucha de los trabajadores y la juventud. Una alianza al servicio del pueblo, que le abra paso a la mujer y la juventud trabajadora.

Comentarios

0 Comentarios