Inicio Suplementos Espectaculos Teatro: Yo soy mi propia mujer

Teatro: Yo soy mi propia mujer

53
"Yo soy mi propia mujer" de Doug Wright con Julio Chavez. Jueves a domingos en el Paseo La Plaza.

Por Esteban Rico (SentidoG)

"Yo soy mi propia mujer" de Doug Wright con Julio Chavez. Jueves a domingos en el Paseo La Plaza.
«Yo soy mi propia mujer» de Doug Wright con Julio Chavez. Jueves a domingos en el Paseo La Plaza.

Charlotte von Mahlsdorf fue un interesante personaje del siglo XX que salió a la luz de la mano del dramaturgo norteamericano Doug Wright a través de su obra teatral Yo soy mi propia mujer, galardonada con el premio Pulitzer en el año 2004.

Charlotte era una figura del mundo del arte de Berlin del Este, coleccionista de fonógrafos, muebles antiguos y relojes, que mediante su particular extravagancia logró cautivar al mismísimo Wright cuando un amigo suyo le habló de ella. Charlotte había nacido bajo el nombre de Lothar Berfelde en 1928, pero se identificaba a sí misma como una mujer.

El relato de su vida, su obsesión por el coleccionismo, el haber convertido su casa como museo y su sótano en un cabaret clandestino para hombres gays y travestis, es el centro de lo que transita esta dramaturgia donde un solo actor juega los roles de Charlotte y de Wright, en una narrativa que se desdobla para mostrarnos las ópticas del autor y de su musa.

Yo soy mi propia mujer es un vehículo para el lucimiento de este gran actor argentino que es Julio Chavez. En una puesta de una hora y media de duración, hipnotiza al público yendo y viniendo entre el amaneramiento contenido de Charlotte y la curiosidad y espíritu analítico del dramaturgo Wright. Bajo la batuta del maestro Agustín Alezzo, Chavez dibuja dos personajes tan disímiles como emparentados.

En su traducción, resulta un tanto confuso el título de la obra (I Am My Own Wife en el inglés original), ya que Yo soy mi propia esposa hubiese sido un nombre más apropiado. Se trata de un texto sin mayores rimbombancias y relativamente lineal, por ende se requiere de un actor capaz de engrandecerlo. La duración puede resultar un tanto excesiva teniendo en cuenta que se trata de un unipersonal. Y desde el costado más activista, debemos señalar que en el programa que se entrega a los espectadores, se menciona al personaje de Charlotte como «un travesti» y con algunos adjetivos en masculino y otros en femenino. Son detalles a cuidar para mantener el respeto ante las diversidades sexuales y de género.

Yo soy mi propia mujer merece la pena ser vista por la solidez de Chavez sobre el escenario y la magistral dirección de Alezzo. Y porque se trata de una de las pocas propuestas que tratan la temática LGBT dentro del circuito comercial de la cartelera teatral porteña.

 

Yo soy mi propia mujer de Doug Wright. Versión: Fernando Masllorens y Federico González del Pino
Dirección: Agustín Alezzo
Elenco: Julio Chavez
Paseo La Plaza (Av. Corrientes 1660). Funciones de jueves a domingos
Entradas en venta a través de Plateanet

Comentarios

0 Comentarios