Inicio Suplementos Cultura Queer Presentan el libro «Fragmentos de lo Queer» en la Fiesta Cuir

Presentan el libro «Fragmentos de lo Queer» en la Fiesta Cuir

40
Lucas Martinelli estará presentando su compilación “Fragmentos de lo Queer. Arte en América Latina e Iberoamérica” en la Fiesta Cuir este jueves 7 de abril en Centro Cultural Paco Urondo.


Por Lucas Gutiérrez

Lucas Martinelli estará presentando su compilación “Fragmentos de lo Queer. Arte en América Latina e Iberoamérica” en la Fiesta Cuir este jueves 7 de abril en Centro Cultural Paco Urondo.

Lucas Martinelli estará presentando la compilación “Fragmentos de lo Queer. Arte en América Latina e Iberoamérica” en la Fiesta Cuir este jueves 7 de abril en Centro Cultural Paco Urondo en la que también habrán varios exponentes y performers.

En un contexto de leyes a veces nos dan una ilusión de tranquilidad y de que todo está hecho, este libro compila voces que interpelan el arte en diálogo con la academia. Fragmentos de lo Queer. Arte en América Latina e Iberoamérica reúne un fragmento de un todo inmenso que interactúa en red y nos acerca a miradas personales no solo del arte sino también del lenguaje y la política.

La presentación se realizará el jueves 7 de abril a las 20 horas en el Centro Cultural Paco Urondo. El amplio salón de estilo Luis XIV tendrá entre sus enormes columnas de mármol una ambientación que propicie el típico frenesí de las fiestas. Entre los asistentes circularán cuerpos disidentes y performers. Esta atípica presentación se da en el marco del IV Congreso Internacional Artes en Cruce de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA).

Para comprender un poco más lo que viviremos en la misma y leyendo este texto, dialogamos con el compilador Lucas Martinelli, licenciado en artes, doctorado en estudios de género y docente de la materia Análisis de películas y Crítica cinematográfica en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

La primer interpelación surge acerca del término angloparlante queer en nuestras venas sudacas. Ya desde el comienzo del libro, Martinelli llama a salir de ese nicho seguro en el que la academia situó lo queer. Y parece ser el arte el vehículo de diálogo para volver a tomar ese espacio dónde la abyección nace y vive.

“Desde nuestro conocimiento situado, hay que construir nuevos conceptos-molotov para hacer estallar los lesbian and gay studies, los queer studies y todo intento de imitación de la cultura straight. Hacer añicos el pretendido espejo de la normalidad y el encasillamiento al que nos somete la academia. Ya no se trata de visibilidad, sino de vitalidad. La tarea que tenemos por delante es la de hallar nuevas respuestas para las viejas preguntas”, comienza el libro.

Autores, artistas y demás fauna de Argentina, España, Chile, Brasil, Venezuela y Estados Unidos ponen voz a pensamientos que atraviesan la estética, política, acción y todo lo que esto narra y problematiza.

“El libro está pensado en una primera instancia como una interpelación a la academia, pero también está destinado a circular por otros espacios vinculados a la práctica artística. Los artistas se nutren de la teoría estética tanto como los investigadores de las prácticas y ambos campos son complementarios”, explica el compilador.

«Hay una problemática que nos preocupa que está relacionada con la utilización de un término anglófono en un contexto no-angloparlante. El término queer es muy seductor para pensar determinadas cuestiones ligadas a las identidades sexuales porque justamente arrasa con ellas, da un vuelco a lo determinado y permite mostrar que no hay nada de natural en la sexualidad y el género. Pero al mismo tiempo, el término –fuera del ámbito académico o de cierta militancia sensible – todavía no termina de adaptarse o circular incorporado como uno más. Tal vez, el éxito del término gay puede dejar claro este contraste. Existe otro vericueto, tal vez el más interesante: el efecto corporal que la palabra queer provoca en el contexto angloparlante. Cuando a alguien se le grita ‘queer‘ en la calle, es tomado como un insulto y, por lo tanto, hay subjetividades que se constituyen bajo la amenaza de un insulto. Por eso, la utilización de queer se volvió un juego retórico que tomó un término punitivo y le dio un sentido afirmativo. Este giro es sumamente empoderador y en nuestros territorios se inscribe, por ejemplo, cuando aparecen homosexuales que se afirman como putos, al replicar que ser puto o maricón no es un insulto».

«Entonces, lo que ilusiona es encontrar esa forma de dar vuelta con nuestra propia lengua la de aquellos que nos violentan con el lenguaje y, a la vez, con una categoría nueva que agrupe a todos los cuerpos que no se ajustan al mandato de la heterosexualidad (que es la propiedad más envidiable del término queer). Tal palabra no está inventada, pero creemos que aún puede hacerse. Mientras tanto, nos queda afirmarnos en las identidades como fragmentos, inacabadas formas de resistencia colectiva y en proceso».

El libro propone compartir reapropiaciones de la teoría que se desplazan hacia un horizonte ya señalado por las obras: abrir nuevos rumbos para la imaginación estética y política que nos permita vivir mejor. Así cierra la contratapa. Martinelli cuenta que los autores “no parten de las mismas consideraciones ni se hacen las mismas preguntas, y justamente esa es la cualidad que hace valioso al libro”.

Fiesta Cuir: presentación del libro Fragmentos de lo Queer. Arte en América Latina e Iberoamérica. 
Jueves 7 de abril 20 horas – Centro Cultural Paco Urondo (25 de mayo 201, CABA)

Para más información, ingresar al evento en Facebook.

Comentarios

0 Comentarios