Inicio Suplementos Espectaculos Evangelina Salazar habló de la sexualidad de su hijo Martín Ortega

Evangelina Salazar habló de la sexualidad de su hijo Martín Ortega

42
"Martín, que ahora trabaja con Sebastián, también tiene una vida plena. Él es gay. Fue una cosa muy fuerte para nosotros, que somos de otra época. Pero lo transitamos muy bien. Toda la vida Martincito fue una delicia. Las chicas lo adoraban y él siempre me decía cosas muy sentimentales. Yo notaba alguna cosita. Él se analizó mucho tiempo, pero el psicólogo no me comentaba nada", recordó Evangelina.

Fuente: TN

«Martín, que ahora trabaja con Sebastián, también tiene una vida plena. Él es gay. Fue una cosa muy fuerte para nosotros, que somos de otra época. Pero lo transitamos muy bien. Toda la vida Martincito fue una delicia. Las chicas lo adoraban y él siempre me decía cosas muy sentimentales. Yo notaba alguna cosita. Él se analizó mucho tiempo, pero el psicólogo no me comentaba nada», recordó Evangelina.

Evangelina Salazar habló por primera vez de la sexualidad de su hijo mayor, Martín, en una nota periodística. Contó que es gay y recordó que cuando se enteraron de la novedad -hace 20 años- «fue muy fuerte» para ella y para el padre, Palito Ortega, ya que son «de otra generación».

Fue todo una sorpresa que Evangelina decidiera contar esta intimidad de su hijo, que es súper bajo perfil. De hecho, es el único de los hermanos Ortega (son seis; Martín, Emanuel, Sebastián, Rosario, Luis y Julieta) que no tiene exposición mediática. Actualmente se desempeña como productor artístico en Underground y se conoce muy poco de su vida.

En este contexto, el propio Martín quiso hacer algunas aclaraciones. Primero, dijo que le dio permiso a su madre para que hable de él, aunque rechazó el uso de la palabra «gay» ya que a su criterio, es «un casillero». Luego se refirió al tema del bullying, que también tocó Evangelina en la nota de La Nación y dijo que lo que vivió, aunque seguramente es menor al infierno que viven otros, le sirvió para aprender.

«Martín, que ahora trabaja con Sebastián, también tiene una vida plena. Él es gay. Fue una cosa muy fuerte para nosotros, que somos de otra época. Pero lo transitamos muy bien. Toda la vida Martincito fue una delicia. Las chicas lo adoraban y él siempre me decía cosas muy sentimentales. Yo notaba alguna cosita. Él se analizó mucho tiempo, pero el psicólogo no me comentaba nada», recordó Evangelina.

«A los veinte años ya me empezó a dar algunas señales. Con Ramón no hablaba del tema, pero conmigo sí. Hasta que un día nos hizo ir a su psicoanalista, que nos dio la noticia. Ahí entendí muchas cosas. Mi chiquito… Ha sufrido en el colegio de una manera increíble. Ahora me cuenta cosas que yo ni me imaginaba. Se ve que los compañeros registraban algo diferente, y los chicos cuando quieren son muy crueles«, continuó.

«Todo cambió tanto. Aunque cuando vivimos esa situación fue Luis, que tenía apenas once años, quien nos dio una lección. Dijo: ‘esto es lo mejor que puede pasarle a la familia. Nosotros tenemos que agradecerle a Martín por todo lo que nos va a enseñar’. Mi marido no habla del tema, pero fue a hacer cursos de inglés a la universidad con el novio de Martín. Él por supuesto lo ama, aceptó todo y está orgulloso de su hijo. Lo que no hace es hablarlo con naturalidad. Somos otra generación», cerró.

Al respecto, Martín contó a Clarín: “Lo de mi padre es así, fue más difícil para él que para mi mamá. En su momento no fue un tema fácil. Quizás ahora los padres están más modernos, y más interiorizados en el tema, pero para una generación de padres que se casó hace 50 años no era un tema fácil la sexualidad de un hijo, que no es la norma en ese tiempo”.

Comentarios

0 Comentarios