Inicio Suplementos Espectaculos Ricky Martin personifica al novio de Versace en «American Crime Story»

Ricky Martin personifica al novio de Versace en «American Crime Story»

42
El puertorriqueño protagoniza, junto a Edgar Ramírez y Penélope Cruz, "El asesinato de Gianni Versace: American Crime Story", que se estrena este jueves.

Fuente: Clarín

El puertorriqueño protagoniza, junto a Edgar Ramírez y Penélope Cruz, «El asesinato de Gianni Versace: American Crime Story», que se estrena este jueves.

Ricky Martin se siente emocionalmente involucrado con el personaje que interpreta en El asesinato de Gianni Versace: American Crime Story, que debuta en FX este jueves a las 22, y dice que quiere «hacerle justicia».

En la segunda temporada de la serie que el año pasado recreó el juicio del siglo, el de O.J. Simpson, le toca a Ricky ponerse en la piel de Antonio D’Amico, pareja de Versace durante 15 años, a quien encontró moribundo en las escaleras de su mansión en South Beach el 15 de julio de 1997, después de que un sociópata de 27 años, Andrew Cunanan (interpretado por Darren Criss de Glee), le disparara dos veces.

Qué turista argentino que ha recorrido Ocean Drive no se ha parado a sacar una foto frente a Casa Casuarina, la villa de inspiración romana y vistas al mar que Gianni Versace habitaba cuando pasaba su tiempo en Miami. Curiosamente, Ricky nunca había puesto un pie ahí hasta el día en que tuvo que recrear la escena del asesinato.

“Me invitaban siempre a las fiestas en su casa porque vivía en Miami, pero yo en ese tiempo trabajaba con Armani, que me daba los looks para mi tour, y no quedaba bien ir a lo de Versace”, recordaba el cantante a principios de este mes en Los Angeles, conversando tranquilo en una mesa de hotel con Clarín y otros medios internacionales.

Todavía llevaba el pelo teñido de oscuro, le quedaban algunas escenas por filmar a diferencia de su amigo, el venezolano Edgar Ramirez , quien había terminado en diciembre de interpretar a Gianni con un parecido asombroso hasta para él mismo.

Para componer mejor el papel, Ricky habló con D’Amico, quien después del asesinato estuvo deprimido mucho tiempo y se mantuvo con bajo perfil.

“Antonio ha sido de gran ayuda compartiendo sus emociones conmigo. Yo le pedí, por favor, que me contara porque quiero hacerle justicia al amor que sintieron el uno por el otro. Me dijo que Gianni era poderoso y muy organizado con todo lo que tenía que ver con el imperio, pero que al final del día se daba una ducha y dejaba sus prendas tiradas. Ahí aparecía Antonio, juntándole la ropa, dándole sus medicinas, cuidándolo con mucho amor”.

El show no sólo va a contar la muerte del diseñador y, en flashbacks, su último desfile en París lleno de supermodelos, sino también la relación con su hermana Donatella (interpretada por Penélope Cruz), que no se bancaba a Antonio. Y además va a seguir la ruta del asesino, Andrew Cunanan, un joven trastornado que en tres meses mató a cinco personas, incluyendo al famoso diseñador.

Pero si hay algo personal en la historia que parece haber tocado profundamente a Ricky Martin es la homofobia que se vivía en esa época, y lo valiente que había sido Versace en manifestar que era gay, el primer diseñador en hacerlo. Por ese entonces sólo Gianni y Elton John, entre las grandes celebridades, se habían declarado abiertamente homosexuales.

La escena donde el diseñador decide presentar a Antonio, su compañero durante 15 años, como su pareja, fue la que más emocionó a Ricky, quien recién se animó a salir del closet en 2010, contando en su autobiografía que era gay.

“Lo pude entender desde ambos lados, cómo se deben haber sentido ellos, porque yo en los ‘90 estaba escondiendo a mis novios. En mi cabeza tenía ese miedo estúpido de que si decía la verdad y salía del closet todo se iba a terminar. Es hermoso poder hablar de esto y normalizarlo”, asegura.

Recuerda cómo transcurrió todo en su caso, cómo la gente más cercana le decía que no contara que era gay porque si no iba a ser el final de su carrera. “Lo mismo le decían a Gianni. Tras decirlo me sentí liberado, sigo preguntándome por qué no lo habré hecho antes”.

Su esposo, Jwan Josef, y sus dos hijos estuvieron cerca suyo en Miami, como apoyo psicológico, mientras grababa las escenas del asesinato. «Llegaba al hotel y me largaba a llorar, fue muy intenso. Por suerte estaban ellos cerca, sacan lo mejor de mí», dice.

Se recuerda cubierto por la sangre de utilería durante un par de días, mientras duró la recreación de la investigación policial y del FBI. Algo que se ve en el primer episodio de la serie, la que marca su regreso al terreno actoral. Y menciona a la Argentina al hablar de su carrera como actor porque considera que este rol, el de Antonio, ha sido el más significativo después de su debut, a los 15, en la tira de Canal 13 Por siempre amigos, escrita por Maestro y Vainman y donde aparecían también Adrian Suar y Pablo Rago: “Me recuerdo sacando llanto de no sé dónde, porque era un semihuérfano en la historia y no había vivido tanto”.

Explica que ha estudiado actuación en Nueva York, que ha trabajado en Broadway y que espera que ojalá le surjan más trabajos como éste que le ofreció Ryan Murphy, al que conoció actuando en un episodio de Glee. “Trabajar para Ryan con mi hermano Edgar y la talentosa Penélope Cruz ha sido más que fantástico”, reconoce.

La música, dice Ricky, ha estado siempre ahí y ha sido muy mágica con él. “Me gusta cerrar ciclos y abrir nuevos”, agrega, antes de invitar a todos a Las Vegas, donde en marzo comienza su residencia como cantante.

Comentarios

0 Comentarios