Inicio Suplementos Cultura Queer «El superclásico beso marica, somos los rostros negados por la colonialidad»

«El superclásico beso marica, somos los rostros negados por la colonialidad»

85
Fue a metros del Convento San Bernardo minutos antes de la hora en la que se tendría que haber jugado el partido del año. Lo hicieron como parte de la conmemoración del mes de la diversidad.

Fuente: Qué Pasa Salta

«El superclásico beso marica. Somos negros, somos villeros, somos del interior de Argentina, somos pobres, no somos el estereotipo de cuerpo esbelto, somos los rostros negados por la colonialidad» publicó en sus redes el grupo artístico Bartolina XiXa Drag Folk para acompañar las imágenes.

Noviembre es el mes de la diversidad sexual en Salta. Son cuatro semanas donde se genera conciencia de la discriminación que sufren muchas veces las personas de la comunidad LGBTIQ. El mismo fue declarado como tal por el Concejo Deliberante de la ciudad de Salta mediante una ordenanza (14469/12).

En este marco, hicieron una producción con dos jóvenes desde el grupo artístico Bartolina XiXa Drag Folk. En las fotos se ve a ambos dándose un beso en la boca, uno con la remera de Boca y otro con la de River. La misma fue en las afueras del convento San Bernardo.

«Hay que continuar la lucha. Es una realidad que convive con nosotros y no podemos no mirarla. No es un sistema binario, hay diversidades sexuales que deben ser respetadas«, dijo la referente feminista Mónica Menini a Que Pasa Salta.

El posteo completo con el que compartieron las fotos en las redes:

«El superclásico beso marica
Somos negros,
somos villeros,
somos del interior de Argentina,
somos pobres,
no somos el estereotipo de cuerpo esbelto,
somos los rostros negados por la colonialidad,
SOMOS MARICAS, empoderadas y subalternas, alejadas del «clásico» gay estereotipado. Transitamos nuestra vida en los espacios y en la memoria que siempre son acallados por la heteronorma y la LGBTnorma.
Somos los que viven en un país donde el fútbol es parte de nuestra identidad nacional. Desde niños nos han enseñado a amar el fútbol y a ODIAR al equipo adversario. Nos han enseñado que el fútbol es una cosa de hombres (de machos). Nos han enseñado que el que piensa distinto, el que tiene la casaca de color distinto es un blanco para la burla, el desprecio, los insultos, la pelea, el odio.
Nos han inculcado que ser argentino es llorar por una camiseta y no por la miseria humana que nos tocó vivir.
Hoy no lloramos por una final de la cual no somos parte, sino lloramos por todas las compañeras y compañeros que han sido expulsades de su casa por ser distintes. Lloramos por las que ya no están, porque las mataron, porque las desaparecieron, porque se fugaron a buscar mejor vida, por las que murieron enfermas sin atención médica.
Hoy en un mundo que nos expulsa y nos enseña a avergonzarnos, venimos a decirles a TODES que no tenemos miedo y que mientras ustedes están odiando al equipo contrario, nosotras MARICAS villeras y pueblerinas en un BESO solo venimos a ofrecer AMOR.
Un clásico argentino no es un BOCA Y RIVER, un clásico argentino es ver cómo nos estigmatizan, nos insultan, nos expulsan, nos odia, nos matan.»

Comentarios

0 Comentarios