Inicio Política y activismo Piter Robledo se va del país

Piter Robledo se va del país

84
Dejando atrás un reguero de escándalos y denuncias de corrupción, el director del Instituto Nacional de Juventud, Piter Robledo, se iría del país con el objetivo de continuar sus estudios.

Fuente: Noti en Red

Dejando atrás un reguero de escándalos y denuncias de corrupción, el director del Instituto Nacional de Juventud, Piter Robledo, se iría del país con el objetivo de continuar sus estudios.

Mientras el presidente argentino, Mauricio Macri, continúa su derrotero en las encuestas, cada vez son más los referentes de su partido que abandonan sus puestos de cara a las elecciones, para anunciar su salida del país.

Ahora al jefe de la bancada PRO, Nicolás Massot, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, se le suma la principal figura de los Jóvenes PRO, el cuestionado funcionario Piter Robledo.

El director del Instituto Nacional de Juventud, se iría del país con el objetivo de continuar sus estudios. El joven funcionario abandonará en los próximos meses su cargo y deja vacante el sillón del organismo que maneja una caja millonaria cada año.

Robledo también renunciará a su puesto de subsecretario en el Ministerio de Desarrollo Social, que conduce Carolina Stanley, y se iría del país al menos por un año, tras haber conseguido una beca en China para estudiar la Maestría en Asuntos Internacionales con especialización en Finanzas.

 

Prontuario de un cipayo

Recordemos que Piter hizo su aparición en los medios en marzo de 2013 cuando fue golpeado en una fiesta en San Isidro por ser homosexual. A partir de ahi, comenzó una carrera mediática que lo llevó a entrevistarse con la entonces presidenta Cristina Kirchner, a pesar de haber expresado su simpatía por el entonces jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y actual presidente de la nación, Mauricio Macri.

Fue así como se convirtió en la cara friendly de un partido político que había tildado de «enfermas» a las personas gays y se había pronunciado en contra de la Ley de Matrimonio Igualitario. Con el ascenso de Macri a la presidencia, Piter consiguió hacerse del puesto de director del Instituto Nacional de Juventud, dentro del cual protagonizó varios escándalos desde que asumió hace menos de cuatro años atrás.

Su primera medida fue despedir a todo el personal del instituto que no compartiera sus ideales políticos y dejó sin trabajo a más de 30 personas por su afiliación con el gobierno anterior. Fue así como contrató a gente de su entorno (todos miembros de la Juventud PRO), incluyendo a Leonel Enrique Isi quien había sido condenado por el homicidio culposo de Liliana Beatriz Maldonado, a quien el 7 de julio de 2013 atropelló en estado de ebriedad y habiendo consumido cocaína y tras lo cual se dio a la fuga.

En julio de 2016, Robledo invitó a partidos políticos a la Casa Rosada para una reunión denominada Mesa de Juventudes Políticas Partidarias, descuidando que en la nómina estaban incluida la agrupación neonazi Bandera Vecinal. Como suele hacer en estos casos, en lugar de reconocer el descuido, el joven político afirmaba no darle lugar “a los mentirosos” que intentaban “ensuciar” el encuentro.

En septiembre del mismo año se dieron a conocer los abultados sueldos y los puestos inventados de algunos de los integrantes del Instituto el cual, a pesar de que Piter había aclarado que no quería que fuese un lugar partidario, se había convertido en un bunker muy PRO, donde se mezclaban la endogamia, los lazos familiares, las amistades de la infancia y hasta los vínculos con personajes siniestros de la dictadura cívico-militar.

En agosto de 2018 una grave acusación recayó sobre el Robledo: fue denunciado por una joven de haber utilizado su cuenta sueldo como empleada de su dependencia para depositar 150 mil pesos durante varios meses después de haber sido despedida. Rosaura Cipres aseguró que fue echada cuando se encontraba embarazada y que descubrió la situación al intentar tramitar un subsidio, que le fue rechazado por los altos ingresos que recibía en su cuenta. Los depósitos y retiros se repitieron durante al menos 8 meses, lo que redondea una cifra superior al millón de pesos que la joven asegura nunca haber recibido.

En diciembre de 2018, el funcionario fue denunciado penalmente por no cumplir con los requisitos mínimos que exige su cargo y, por ende, haber usurpado el mismo cuando asumió en diciembre de 2015. Para su puesto se requiere como mínimo título universitario de grado correspondiente a carrera de duración no inferior a cuatro años y a la función o puesto a desarrollar. Ninguna de estas condiciones estaban acreditadas en forma alguna cuando Robledo asumió su cargo. No solo carecía de la experiencia laboral suficiente, sino que además se recibió de abogado en el mes de noviembre del año pasado, en la Universidad de Buenos Aires, tres años después de haber tomado el mando del Instituto.

Comentarios

0 Comentarios